La Rioja

Han cantado bingo

Han cantado bingo
  • El Gobierno de La Rioja regula bingo electrónico para garantizar seguridad y transparencia

El Consejo de Gobierno de La Rioja ha aprobado hoy el decreto por el que se modifica el reglamento del juego del bingo en la región, con el objetivo de regular la modalidad electrónica para garantizar su seguridad, transparencia y la protección de los participantes.

La portavoz del Ejecutivo regional, Begoña Martínez Arregui, ha informado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, de los principales asuntos aprobados en esta reunión semanal.

Este decreto pretende dar respuesta al auge de los juegos de azar desarrollados a través de vías electrónicas o telemáticas, como una nueva oferta de ocio, ha explicado.

Este sector emplea en La Rioja a 310 personas, distribuidas en cuatro salas de bingo, un casino de juego, 22 salones de juegos y seis tiendas de apuestas, que se suman a las 2.498 máquinas instaladas en 1.615 establecimientos de hostelería.

En cuanto a los datos recaudación, en 2016 el Gobierno de La Rioja recaudó más de 8,8 millones de euros: 79.280 euros en casinos, 1,47 millones en bingo; 5,77 millones en máquinas de juego, 435.045 euros en rifas, tómbolas, apuestas y combinaciones aleatorias, 22.953 por sanciones, 1,02 millones euros por juegos estatales y on line y otros 70.071 euros en tasas.

El Decreto 71/2009, que aprueba el reglamento del juego del bingo, ya incluyó la modalidad del bingo electrónico, que ahora se desarrolla para dar respuesta a las demandas de las asociaciones profesionales del sector y para revitalizar esta actividad económica.

Sistema automatizado

El bingo electrónico es un tipo de apuesta inspirada en el juego del bingo, que usa como base el juego del bingo ordinario y se desarrolla a través de un sistema íntegramente automatizado.

Para la organización y el desarrollo de esta modalidad de bingo, las salas y los salones de juego autorizados deberán disponer de una serie de elementos informáticos, debidamente homologados y autorizados por la Dirección General de Tributos.

Se trata de un sistema informático de gestión y control del juego, terminales informáticos de juego para uso de los jugadores, en donde se reflejará el cartón de cada partida, y tarjetas electrónicas para la compra de cartones y el cobro de premios.

El bingo electrónico tendrá como base cartones virtuales o electrónicos, que podrán ser adquiridos con dinero en efectivo o con tarjeta prepago. En los monitores ubicados en las salas de juego se irán proyectando los números sorteados, avisando al jugador de cualquier premio.

La empresa autorizada para la explotación del bingo electrónico deberá destinar para premios al menos un 70 % del valor de todos los cartones vendidos en cada trimestre y un 40 % de cada partida.

Por otro lado, como novedad, el decreto define la modalidad de bingo electrónico mixto, que es una variante del bingo electrónico en la que los jugadores participan en una partida de bingo electrónico mediante terminales informáticos de juego, pero con cartones físicos.

Además, regula el bingo electrónico interconectado, lo que permitirá a La Rioja incorporarse a otras comunidades autónomas para la realización de partidas del juego del bingo intercomunitaria de forma conjunta y simultánea en soporte electrónico.