La Rioja

SE BUSCA COMPROMISO

Recibíamos al líder en Las Gaunas. Partido marcado en rojo allá por agosto. Pero con el cambio de rumbo de esta temporada y con el objetivo asumido de la permanencia todos teníamos claro que era un día 'para poder perder'. Pero claro, no de cualquier manera.

Unos primeros 30 minutos de la UDL aseados, mirando de tú a tú al líder y ganando la batalla de las segundas jugadas en la medular. Bien posicionados sobre el terreno de juego, sin recibir ocasiones de gol y con esos acercamientos hacia portería rival a los que estamos acostumbrados. Sin punch. Sin hacer daño. Lo previsto.

Y entonces el Albacete asestó dos puñaladas en el talón de Aquiles blanquirrojo, dos zarpazos a balón parado para dejar al equipo de Rafa Berges hundido en la miseria. Y ahí se acabó el partido y posiblemente el poco crédito que le quedaba en la grada al entrenador y su cuerpo técnico. Sensaciones horribles para un equipo mentalmente preparado para otros objetivos. El técnico recibe los palos, pero creo que no es el culpable de esta situación.

En los segundos 45 minutos el partido dejó tres nombres propios que demuestran que las cosas en este deporte no pasan por casualidad. César Remón, Marcos André y Sergio Reguilón. El riojano, autor del gol de la honrilla, no paró de trabajar hasta el último minuto; el 'chaval' con la ilusión por bandera para forzar un penalti y el madrileño comprometido, juegue de inicio o desde el banquillo, con el gol de la esperanza. Tres ejemplos de compromiso que nos hicieron pensar durante segundos que el empate era posible.

Podríamos estar horas hablando del juego, de las posiciones de los jugadores, de los titulares, de los suplentes, de la preparación física, etc. llegaríamos siempre a la misma conclusión: el juego es bueno pero las áreas nos penalizan. ¿Y ahora qué?

Ahora es el momento de resetear, de hacer borrón y cuenta nueva para buscar lo más positivo que haya dentro del vestuario. Seguro que lo hay. Es el momento de buscar jugadores comprometidos, que asuman la responsabilidad que conlleva vestir esa camiseta. Se acabaron las líneas de tres en defensa, los extremos que juegan por dentro, los dobles pivotes, las superioridades numéricas, la circulación rápida de balón. todo eso se convierte en secundario. Es el momento de ser superior al rival en testiculina. En el autobús hacia San Sebastián de los Reyes solo se deben montar aquellos que crean en la camiseta de la Unión Deportiva Logroñés, y si para rellenar la convocatoria hay que llevar gente del filial. pues se lleva.