La Rioja

El uso de la desfibrilación salva tres de cada cuatro casos

De acuerdo con el consenso sobre la instalación de desfibriladores en lugares públicos, del Consejo Español de Resucitación Cardiopulmonar , la desfibrilación es la única intervención eficaz que existe para tratar el paro cardíaco. Un acceso rápido a la misma podría aumentar las probabilidades de supervivencia en tres de cada cuatro casos de paro cardíaco.

Las características de los actuales desfibriladores, automatizados y seguros, han motivado que la comunidad científica recomiende la implantación de esta tecnología en áreas de acceso público. Si bien no existe una normativa armonizada al respecto en el conjunto del territorio español, muchas son, por otra parte, las instalaciones deportivas que cuentan con ellos.

El manejo del equipo no es complicado para una persona que haya recibido un mínimo de formación básica, ya que el propio aparato guía los pasos que deben darse de una forma visual y sonora. Los electrodos de desfibrilación analizan su ritmo cardiaco para luego transmitir dicha información al desfibrilador, por lo que su uso no provocará en ningún caso daño alguno al paciente, ni siquiera por accidente, ya que el botón a través del cual se aplica la descarga no se activará si el ritmo cardiaco analizado no es susceptible de descarga.