Ilusión en forma de nieve para el norte del país

La estación de Fuentes de Invierno, en una imagen de archivo/
La estación de Fuentes de Invierno, en una imagen de archivo

Fuentes de Invierno, Leitariegos y San Isidro han reabierto este martes sus puertas con la ilusión de seguir aumentando el dominio esquiable de cara al fin de semana

JUANJO GONZALOmadrid

Desde el pasado 22 de enero la estación de Fuentes de Invierno no abría sus puertas. Una jornada difícil, en la que se vieron obligados a cerrar debido a los bajos espesores acumulados en sus pistas. Un mes después, todo ha cambiado gracias al temporal de los últimos días, en los que ha vuelto la nieve. Este martes vuelve a ser especial.

Su dominio esquiable para este martes se acerca a los siete kilómetros, repartidos en 11 de sus 15 pistas. En esta ocasión, el centro invernal cuenta con excelentes espesores, que llegan hasta los 50 centímetros en algunas zonas, y que se esperan mejorar con el paso de los días.

Un estado similar se vive en León, donde las últimas nevadas han cambiado un paisaje que no parecía que a estas alturas fuera a vivir grandes modificaciones. Leitariegos, que ha sido la estación de la Cordillera Cantábrica que más tiempo ha permanecido abierta se vio obligada a cerrar el pasado jueves-, ofrece a sus clientes 1,8 kilómetros de sus pistas.

Aún lejos de los siete que suma en total, aunque las previsiones apuntan a un crecimiento exponencial. A ello también ayudan las temperaturas, pues han descendido considerablemente. Los amantes de los deportes de invierno podrán deslizarse por cuatro pistas con espesores situados entre los 20 y los 50 centímetros.

Mejor es la situación que vive su vecina San Isidro, la peor parada de las dos durante este comienzo. Las previsiones para este martes no podían ser más halagüeñas, y se han confirmado con la apertura de siete de sus 35 pistas y más de seis kilómetros esquiables en las zonas de Cebolledo y Riopinos. De cualquier forma, también se espera un crecimiento en las próximas jornadas, con el que aumentar el dominio disponible y llegar al fin de semana con la mitad de la estación abierta.

La nieve por fin ha llegado al norte del país y lo ha hecho con fuerza. Las previsiones ponen la zona en alerta naranja por nevadas y las estaciones de esquí se frotan las manos tras vivir jornadas terroríficas durante el comienzo de la temporada. Ha tenido que ser a mediados de febrero, pero la esperanza en disfrutar de un bonito final no cesa. La nieve sigue cayendo.