Transparencia judicial

Transparencia judicial
EFE
Diario La Rioja
DIARIO LA RIOJA

El juicio a los acusados del 'procés' celebrado en el Supremo por un tribunal presidido por el magistrado Manuel Marchena fue un modelo de transparencia por su retransmisión íntegra en streaming. La certeza de que tan relevante escenificación judicial sería escrutada hasta en sus menores detalles por la opinión pública y por otras instancias jurisdiccionales explica el esmero con que el más alto tribunal español se cuidó de que no hubiera sombras en el procedimiento. Contrasta tanta transparencia con la negativa del titular del juzgado de lo Penal número 31 de Madrid, Eduardo Muñoz de Baena, que ha prohibido la retransmisión en streaming de la vista en el caso del borrado de los discos duros de los ordenadores del extesorero del PP, Luis Bárcenas. En esta ocasión, el juez no hace más que sumarse a las tesis de la Fiscalía, que insólitamente se adhiere a la voluntad de algunos de los imputados, aunque no presenta acusación contra ellos. Cuando el acusado es, como en este caso, un partido político, flaco servicio se presta a la Justicia cuando no se abren las puertas y las ventanas de par en par.