Torra: «Asumo las consecuencias, cueste lo que cueste»

El 'president' Quim Torra. / Efe

El presidente de la Generalitat anima a teñir Cataluña de amarillo tras el veto de la Junta Electoral a los lazos

COLPISA

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, no cede y sigue tensando la cuerda con el Gobierno, la Junta Electoral Central y la Fiscalía. Ha asegurado que está dispuesto a asumir «las consecuencias» que se deriven de su empeño por mantener los símbolos independentistas en los edificios públicos pese al veto de la Junta Electoral Central (JEC). El viernes, Torra accedió finalmente a retirar los símbolos poco antes de que lo hicieran los Mossos d'Esquadra.

«Me siento orgulloso de ser presidente de la Generalitat y asumiré las consecuencias de serlo como la han asumido nuestros compañeros, cueste lo que cueste», dijo Torra el viernes por la noche en un acto preelectoral de Junts per Catalunya en Lleida recogido por 3/24, el canal de noticias de TV-3. Torra aludía así tanto a la por desobediencia como al juicio que sus antecesores en el Govern afrontan en el Tribunal Supremo por el procés.

Torra ha insistido en que responderá las acciones de la JEC y de la Fiscalía: presentará un recurso contencioso-administrativo y se querellará contra el organismo. Frente al veto de la Junta Electoral, el president animó a «manchar de amarillo Cataluña» y a difundir los símbolos independentistas. «Es un proyecto que necesita que Junts per Catalunya gane las tres próximas elecciones que vienen», dijo más en clave electoral.

Antiindependentistas vuelcan miles de lazos

Por otro lado, el grupo antiindependentista «Els Segadors del Maresme» ha volcado este sábado en la plaza de Sant Jaume, frente al Palau de la Generalitat, una decena de sacas con miles de lazos amarillos que han ido retirando en diferentes poblaciones catalanas.

Efe

Integrantes de este grupo, todos vestidos con monos blancos, con la cara tapada con mascarillas y con gafas de sol, han ido vaciando una por una todas las bolsas que llevaban dejando la imagen de una plaza parcialmente inundada por miles de trozos de plástico amarillo.

Los activistas antilazos amarillos se definen a sí mismos en las redes sociales como «un grupo de catalanes fieles, decididos a devolver la neutralidad a nuestras calles» y que se dedica a retirar estos símbolos independentistas de la vía pública.

En su cuenta de Twitter, «Els Segadors del Maresme» ha destacado que, con la acción de hoy, pretenden «demostrar el cinismo de Quim Torra cuando dijo anteriormente en un tuit que teníamos que dejar de contaminar».

La protesta se produce en un momento en que la presencia de lazos amarillos en las instituciones públicas centra el debate político, tras la orden de la Junta Electoral Central (JEC) de retirar estos símbolos tras la convocatoria de las elecciones generales.

Más información