Homs: «Si esperásemos la llamada de Rajoy para actuar estaríamos muertos»

Francesc Homs. /
Francesc Homs.

El conseller de Presidencia acusa al presidente del Gobierno de ser "campeón mundial del 'no'" a todo lo que propone Cataluña

EFEBARCELONA

El conseller de Presidencia, Francesc Homs, ha afirmado que el Govern ya estaría "muerto" si, para tomar decisiones y actuar, tuviera que esperar la llamada del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al que ha acusado de ser "campeón mundial del 'no'" a todo lo que propone Cataluña.

"Si tuviéramos que esperar para tomar decisiones en este país -Cataluña- a que Rajoy nos llamara pues ya estaríamos muertos, desde hace tiempo además", ha afirmado Homs en la conferencia de prensa posterior a la reunión del Ejecutivo catalán.

Evita fijar plazos para cerrar la hoja de ruta con ERC

Francesc Homs ha afirmado que el Ejecutivo querría "lo antes posible" un acuerdo de CiU y ERC sobre la hoja de ruta soberanista, pero ha subrayado que esto concierne sobre todo a los partidos y ha evitado fijar un plazo para el pacto antes de las municipales de mayo.

Homs ha respondido así a la demanda de Esquerra de consensuar con CiU antes de las elecciones municipales de mayo la hoja de ruta con la que presentarse a las elecciones catalanas del 27 de septiembre.

El conseller ha subrayado que la hoja de ruta se debería cerrar "bastante antes del 27 de septiembre", en unas elecciones que serán formalmente "autonómicas", pero de "enorme trascendencia" y en clave de "plebiscito". Pero, desde la perspectiva del Govern, ha dicho Homs, el acuerdo sobre la hoja de ruta debería producirse "lo antes posible" y siempre antes del 27 de septiembre, y de manera que "cuantas más formaciones políticas haya en este acuerdo, mucho mejor".

El conseller no ha querido citar siglas de partidos que podrían entrar en este consenso, pero ha incidido en que el propósito del Govern es sumar el máximo posible de partidos y actores, de diferentes sectores, a la hoja de ruta. Homs ha subrayado que ésta es una tarea que concierne más a las formaciones políticas y que el Govern "intentará ayudar", aunque su función "principal" es cumplir con el acuerdo de legislatura, para dejar las instituciones de Cataluña "a punto" para afrontar "la nueva etapa" que se abrirá a partir del 27-S si gana la opción independentista.

La semana pasada, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, dijo que Rajoy no le había llamado, pese a que el pasado julio, en la reunión entre ambos en la Moncloa, le prometió hacerlo para hablar del documento con 23 demandas que, aparte de la consulta, el presidente catalán le entregó en mano.

Una "piedra granítica inamovible"

Homs ha afirmado el Govern siempre mantiene la disposición al dialogo con "absolutamente todo el mundo" y sin "ir en contra de nadie", pero ha admitido que no espera mucho del Gobierno, al que ha calificado de "piedra granítica inamovible y campeón mundial del 'no'".

Aparte del asunto de la concesión privada del tren al aeropuerto del Prat, a Homs no le consta que se esté negociando ningún otro de los 23 puntos que Mas entregó a Rajoy. "Lo único que conocemos del Gobierno es su voluntad de querellarse contra el gobierno de la Generalitat", ha lamentado el conseller, al tiempo que ha afeado al Ejecutivo central su actitud "partidista" respecto a Cataluña, que ha calificado de "lamentable".

El conseller también ha replicado las declaraciones de la ministra de Trabajo, Fátima Báñez, quien el pasado viernes, día 16, afirmó que los catalanes reciben las pensiones gracias a la solidaridad del resto de españoles. Es una tesis, ha asegurado, que "no se aguanta si se contrasta con la propia realidad" y ha situado estas declaraciones "en el discurso del miedo, que no es nuevo y que practica desde hace tiempo el Gobierno español".