«Soy consciente de que yo no soy el cambio, pero sí soy y he sido un facilitador del cambio»

José Ignacio Pérez Sáenz, en el balcón de su despacho en la sede del PSOE, en la plaza Martínez Zaporta de Logroño. :: /Justo Rodriguez
José Ignacio Pérez Sáenz, en el balcón de su despacho en la sede del PSOE, en la plaza Martínez Zaporta de Logroño. :: / Justo Rodriguez
José Ignacio Pérez Sáenz / Delegado del Gobierno en La Rioja

«La fábrica de independentistas de este país ha parado la producción porque esa fábrica ha sido el PP», apunta Pérez Sáenz

Carmen Nevot
CARMEN NEVOTLogroño

José Ignacio Pérez Sáenz (Calahorra, 1951) llega a Muro de la Mata sin cuentas pendientes y cuando, entre bambalinas, se daba por sentado que ya había dado carpetazo a la primera línea política. Cuenta que aceptó ser el nuevo delegado del Gobierno en La Rioja porque no se podía quedar en el anden, debía coger el tren del proyecto tremendamente ilusionante de Pedro Sánchez. A sus 66 años, este calagurritano, que escaló a la Presidencia del Gobierno riojano (1990-1995) tras prosperar la moción de censura contra Joaquín Espert, tiene experiencia en gobernar en coalición, lo hizo con el PR, un modelo más complejo sin duda que el «autoritarismo» que, dice, practican algunas mayorías absolutas, «pero que puede ser enormemente interesante para relativizar muchas cosas».

- A sus 66 años ha dicho sí cuando ahora podía estar dedicándose a disfrutar...

- Tenía muchas cosas previstas este verano, incluso algún viaje de esos magníficos, que creo que voy a tener que suspender. Esa es la única parte negativa, porque creo que cuando Sánchez coge este Gobierno se abre una etapa ilusionante y yo quiero pertenecer a ese proyecto, me gusta estar en este proyecto.

«Se ha dicho que era el siglo de la mujer y la palabra hay que acompañarla de los hechos y él lo ha hecho» Un gabinete muy femenino

- Si no se convocan antes las elecciones será, en principio, el nuevo delegado del Gobierno en La Rioja sólo un año y medio. ¿Ha pesado para bien o para mal en su decisión esta limitación temporal?

- Soy consciente de que es poco tiempo, pero eso incluso mejora mi situación. Igual también ha sido un elemento para confiar en mí este proyecto.

- ¿Entiende que su nombramiento, después de varios años retirado de la política activa, puede ser visto como contrario a la anunciada regeneración?

- Entiendo lo que dice, pero una cosa importante de los nombramientos de Sánchez es que lo de la edad no ha sido ningún tabú.

- Y ¿el sexo?

- Lo de la mujer me parece bien. Es una apuesta que se tiene que hacer porque se ha dicho de palabra que este era el siglo de la mujer y la palabra siempre hay que acompañarla de los hechos y él lo ha hecho. Nadie ha dicho que los mayores no valemos para nada o que la edad determina y, por tanto, a mí me parece que es correcto. Pero una vez dicho esto y teniendo en cuenta que no me suelo escapar de las preguntas, le diría que soy consciente de que no soy el cambio, pero soy un facilitador del cambio, he sido un facilitador del cambio y lo seguiré siendo porque siempre he apoyado a la gente nueva.

«Si quiere que le diga que la pasta de Ceniceros es mejor que la de Pedro Sanz, creo que sí» relación con ceniceros

- ¿Cómo es su relación con José Ignacio Ceniceros? Con Pedro Sanz tuvo enconados enfrentamientos...

- Ceniceros me ha llamado, Alberto Bretón me ha llamado, me han felicitado y me han dicho que mi perfil les agradaba. Saben que soy una gente que tiendo a mejorar las relaciones y no a destrozarlas. Para eso vale ser conocido, vale la experiencia y, por tanto, me alegro de haber tenido unas buenas palabras de recepción y yo sabré responder adecuadamente a ese espíritu. Con Pedro Sanz no he tenido nunca la necesidad de colaboración y nunca me la ha pedido, ahora bien, si quiere que le diga que la pasta de Ceniceros es mejor que la de Pedro Sanz, creo que sí.

- En el 2008 dijo que si el PSOE ganaba en Madrid, y ganó, sería la legislatura de las comunicaciones para La Rioja, hoy seguimos igual. ¿Qué va a hacer en este sentido?

-Es cierto. En el proyecto 2020, todos los que participaron en él, que fueron más de 700 personas, coincidieron en que el punto débil estaba en las comunicaciones y es cierto que estamos en muchos de los casos sin haberle dado el impulso adecuado. Hay que trabajar en él, sobre todo, en dejar clara la planificación porque por primera vez en La Rioja se está discutiendo la planificación, si es mejor la duplicación de la N-232 o no, o el tren de alta velocidad o no. En cualquier caso, hay un acuerdo de infraestructuras en La Rioja, aprobado por el Parlamento, que hay que dar por bueno y esa es la obligación que tendré como delegado del Gobierno: impulsar y reivindicar que se vaya cumpliendo.

«Ha tenido tantos éxitos a contracorriente que si administra con inteligencia tendrá un éxito estupendo» FUTURO DE SÁNCHEZ

- ¿Va a renunciar a la Presidencia del partido?

- No. La Presidencia del partido no es la Secretaría General, la del PP, sí. Yo no soy ejecutivo, soy honorífico.

- Ceniceros gobierna con el apoyo de Ciudadanos y usted tiene experiencia en gobernar en coalición con el PR...

- Sí, entraña más dificultades. La democracia tiene más dificultades que la dictadura. Practicar el autoritarismo en muy fácil y las mayorías absolutas tienden mucho a ello. Es más difícil ser democrático, sin duda. La cultura de la coalición, del entendimiento es algo que igual no está en los manuales del político medio de España, pero se tiene que hacer. Los gobiernos de coalición pueden ser enormemente interesantes para relativizar muchas cosas. ¿Complicados? Lo son, pero es cierto que tanto en España como en La Rioja las formas de gobierno en coalición no son tan extrañas como en el pasado.

- Sánchez, a priori, parece que lo va a tener complicado para sacar adelante cualquier iniciativa.

- En esta etapa, pese a que todo el mundo dice que con sus diputados no se puede hacer nada, estoy absolutamente convencido de que lo va a hacer. Lo estaba haciendo el PP con unos pocos diputados más pero con menos apoyo parlamentario general en la Cámara. En realidad, estaba haciendo lo que le daba la gana, como si tuviera una mayoría absoluta. Hoy, Pedro Sánchez, como presidente, tiene detrás mucha más gente que la que tenía antes de serlo.

«No tengo autonomía para opinar pero se habían pasado unos cuantos pueblos» ley mordaza

- El apoyo de los independentistas catalanes ¿pone en peligro la unidad de España?

- En absoluto. Es el estribillo que tiene la derecha de este país para ir en contra de Sánchez, pero la fábrica de independentistas de este país ha parado la producción de independentistas porque la fábrica de independentistas de este país ha sido el PP.

- Se paró con la moción de censura.

- Sí. Pero mire, la gente atribuye muchas veces conceptos, tanto de una parte como de otra, equivocados. Los españoles no somos todos iguales. Hay muchos catalanes que sólo ven la España del PP, la España autoritaria y hay mucha gente en el resto de España que tampoco ve que una cosa son los independentistas, otra los dirigentes independentistas y otra los que en estos momentos son independentistas. ¿Qué es lo que tenemos que hacer? Intentar convencer a muchos independentistas que hace unos años no lo eran que dejen de serlo y eso se consigue con un proyecto atractivo de España. Pedro Sánchez ha tomado el gobierno para fortalecer la idea de España y no para traicionarla.

- ¿Qué futuro le augura a Sánchez en el 2020?

- Yo creo que bueno. Ha tenido tantos éxitos a contracorriente que si administra inteligentemente las cosas tendrá un éxito estupendo.

-Y ¿Ciudadanos?

- Ciudadanos ha venido para quedarse. Lo que pasa es que se ha creído en un momento determinado que le valía única y exclusivamente la apuesta de Cataluña para ganar en el resto de España. Un poco de humildad les viene bien.

- ¿Qué opina de la 'Ley mordaza'?

- ¿Sabes lo que opina el delegado del Gobierno? Lo que opine el Gobierno de España. No tengo autonomía para opinar. Pero se habían pasado unos cuantos pueblos, eso es lo único que le puedo decir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos