Cáritas alerta del riesgo de explotación laboral que corren los temporeros en La Rioja

Temporeros durmiendo en el pasaje de Vara de Rey - Pío XII de Logroño./Sonia Tercero
Temporeros durmiendo en el pasaje de Vara de Rey - Pío XII de Logroño. / Sonia Tercero

Comienza ya sus preparativos para acoge a los que llegan a la comunidad para trabajar en la recogida de la fruta y en la vendimia

LA RIOJA

Cáritas alerta del riesgo de subcontratación y explotación laboral al que se enfrentan alquellos temporeros que llegan a La Rioja sin acuerdo previo con agricultores y bodegas, según ha informado a Efe el responsable de integración de esta entidad en la comunidad, Joaquín Yangüela. «Recibimos denuncias de personas que son subcontratadas ilegalmente y que, posteriormente, tienen problemas para cobrar, o no se cumple la legislación vigente, ya sea porque no se les da alojamiento o porque se les paga menos de lo que se debería», ha relatado Yangüela, ante la reciente llegada de un centenar de temporeros a Alfaro para la recogida de la fruta.

Cáritas ha comenzado ya sus preparativos para acoger, en estos días, a los temporeros que llegan a La Rioja para trabajar en la recogida de la fruta y, posteriormente, en las tareas de vendimia. Esta entidad tiene un servicio de acogida para denuncias por casos de explotación laboral, ha indicado Yangüela, quien también ha precisado que «la mayoría de agricultores de La Rioja trabajan de la forma más digna y buscan las mejores condiciones para sus trabajadores».

«En su mayoría, todos (los agricultores) pagan lo que está legislado y cumplen la legislación vigente», ha subrayado Yangüela, quien también ha recalcado que «hay casos de subcontratadores que se aprovechan, y esos son a los que hay que denunciar», ha añadido.

Asimismo, ha declarado que, a diferencia otras comunidades, como es el caso de Castilla La Mancha, en las que, según esta entidad, han proliferado los asentamientos de temporeros en casas abandonadas o en la intemperie, en La Rioja «no es lo normal». «Ocasionalmente -ha detallado- sí que se han visto zonas de acampadas, pero son casos aislados porque los dispositivos que aquí se ponen en marcha se conocen por el boca a boca y eso hace que no sean frecuentes estos casos».

Sobre la cantidad de temporeros que se prevé que acudan este año a La Rioja, Yangüela ha reconocido que la cifra «es un poco imprevisible», pero ha indicado que «el año pasado se calculó que habían venido algunos menos que en los años anteriores y este año podría ser alrededor de 1.000 personas». «Este año parece que la vendimia está más atrasada y no empezará hasta primeros de octubre, lo que pasa es que también está la tarea de la recogida de fruta, sobre todo de la pera, en La Rioja Baja que da trabajo a numerosos temporeros», ha relatado.

Además, ha informado de que «en la actualidad ya se ha abierto la campaña de temporeros en Alfaro, aunque la recogida de la fruta, probablemente, no se abrirá hasta finales de esta semana o principios de la siguiente», hacia el 28 de agosto. «En la actualidad, en Alfaro ya tenemos registradas más de cien personas diferentes por los servicios de acogida, y, por ejemplo, antes de ayer acogieron cincuenta personas en total», ha relatado.

Asimismo, ha mencionado que, «aunque en Logroño (capital) no hay viñedo, en la vendimia, la mayoría de estas personas llegan a la capital porque, además de haber un operativo en el que se les acoge y se les da lo necesario para estar unos días, desde aquí pueden recibir ofertas de trabajo». «La mayor parte de estos temporeros son extranjeros pero que llevan mucho tiempo recorriéndose España y trabajando el campo, y que hablan el castellano perfectamente o por lo menos lo entienden», ha señalado.

Respecto al lugar de procedencia, ha precisado que «en buena medida son marroquíes, aunque hay también rumanos, portugueses y algún que otro español». Además, ha especificado que «casi todos son hombres extranjeros de entre veinte y cincuenta años, es excepcional encontrar a alguna mujer, aunque de vez en cuando también las hay; y muchos de ellos van en cuadrillas».

«Nosotros lo que hacemos es apoyar los diferentes dispositivos que surgen en cada lado, los complementamos de la manera que sea necesaria», ha explicado.

Asimismo, ha comentado que el Gobierno de La Rioja tiene un dispositivo para facilitar alojamientos por un convenio a diferentes ayuntamientos, a la vez estos según las necesidades van haciendo diferentes dispositivos. «Por ejemplo, el de Alfaro ha abierto un albergue y Cáritas de Alfaro proporciona una consigna, desayunos, packs de comida.. pero en otros sitios igual lo que hace es la acogida», ha añadido.

Por su parte, el Ayuntamiento de Logroño también prepara un dispositivo de acogida, pero que, según datos facilitados a Efe en el Consistorio, no está aún habilitado, hasta su concreción en una posterior reunión de la Mesa de la Pobreza.