Un antiguo rival de Merkel, en cabeza para liderar la CDU

Merz presenta su candidatura para sudecer a Merkel./Reuters
Merz presenta su candidatura para sudecer a Merkel. / Reuters

Friedrich Merz presenta el primero su candidatura y se convierte ya en la primera opción del empresariado y los votantes conservadores

JUAN CARLOS BARRENABerlín

La Unión Cristianodemócrata (CDU) ya tiene un favorito para la sucesión de Angela Merkel en la presidencia del principal partido de gobierno en Alemania. Friedrich Merz, antiguo rival de la canciller federal, anunció este martes oficialmente su candidatura al liderazgo de la CDU, provocando una ola de satisfacción entre el empresariado germano y de entusiasmo entre los votantes conservadores.

Un sondeo relámpago del digital Spiegel Online situa a Merz muy por delante del resto de los aspirantes a suceder a Merkel en el trono cristianodemócrata. Aunque retirado de la política activa durante la última década tras perder la lucha por el control del partido contra Merkel a comienzos del milenio, los alemanes no parecen haber olvidado a Merz, un elocuente experto en economía y conservador provocador, que resumió su concepto fiscal en el posavasos de una cerveza.

La encuesta del Spiegel concede a Merz un 33,7% de apoyo popular, mientras la secretaria general de la CDU y favorita de Merkel, Annegret Kramp-Karrenbauer, solo obtiene un 19,2% y lo tendrá muy dificil para imponerse en el congreso de la formación a comienzos de diciembre próximo.

De 62 años, el que fuera líder del grupo parlamentario cristianodemócrata en el Bundestag entre 2000 y 2002 humilla incluso al hasta ahora delfín del ala mas conservadora de la CDU, el actual ministro de Sanidad, Jens Spahn, al que solo respalda un 6,2% de los consultados. Es el mismo resultado que obtiene Armin Laschett, primer ministro del populoso estado federado de Renania del Norte-Westfalia, y otro de los nombres que se barajan para asumir la dirección.

Merz deja también en ridículo al primer ministro de Schleswig-Holsten, el joven promesa Daniel Günther con un 6,4%, y a la titular germana de Defensa, Ursula von der Leyen, hace unos años favorita para la sucesión de Merkel pero a la que ahora solo apoya un 2,1%. Laschett, Günther y von der Leyen no han mostrado sin embargo hasta ahora interés por sumarse a la competición para presidir la CDU.

Celebración, renovación y respeto

La candidatura de Merz fue celebrada por la industria y el empresariado alemán. «Es con diferencia el preferido de la bolsa alemana», señaló el analista bursátil Robert Halver, quien subrayó su competencia en materia económica y financiera.

«Necesitamos renovación y un nuevo comienzo en la Unión con líderes expertos y personalidades jóvenes. Estoy dispuesto a asumir esa responsabilidad y a la vez hacer todo lo posible para reforzar la cohesión y capacidad de futuro de la CDU», señaló Merz en un comunicado para anunciar su decisión de presentarse a la elección como presidente de la formación.

«Angela Merkel se merece respeto y reconocimiento por su rendimiento en los 18 años al frente del partido», afirmó el candidato en su nota pese a su pasada rivalidad con la canciller federal. En 2002 se vió obligado a ceder a Merkel el liderazgo del grupo parlamentario conservador, en 2004 tiró la toalla como portavoz parlamentario de economía, trabajo y finanzas y en 2009 abandonó el Bundestag aburrido de estar a la sombra de la canciller.

Un día después de que Merkel anunciara públicamente su renuncia a la reelección como presidenta de la Unión Cristianodemócrata en el congreso de diciembre y el fin de su carrera política al término de la actual legislatura en 2021, la candidatura de Merz ha dado un giro a la lucha por el poder en la CDU, para la que muchos esperaban un simple duelo entre Karrenbauer, íntima de la canciller, y Spahn, su enemigo declarado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos