Hermoso de Mendoza, de la creación tecnológica a la gestión municipal

Hermoso de Mendoza, de la creación tecnológica a la gestión municipal
Juan Marín

El nuevo alcalde de Logroño asume su primera responsabilidad pública después de dos décadas de actividad profesional

LA RIOJA

El socialista Pablo Hermoso de Mendoza se ha convertido esta sábado en alcalde de Logroño, su primera responsabilidad pública, después de dos décadas de actividad profesional centrada en la creación y la gestión de proyectos de innovación y tecnología.

Pablo Hermoso de Mendoza (Logroño, 1972) accede por primera vez a un puesto político después de años de intensos debates con amigos y conocidos sobre cómo mejorar la vida pública, en general, y Logroño, en particular. Algo que le llevó a implicarse poco a poco en el PSOE de La Rioja, como simpatizante primero y como afiliado en 2015 de la agrupación de Logroño.

Para entonces, según explica Efe, había dejado ya el único cargo que le dio durante años relevancia pública, el de responsable de departamento de la Federación de Empresas de La Rioja (FER), primero de Formación y Empleo, entre 1999 y 2005; y luego de Innovación y Tecnología, entre 2005 y 2009.

Antes, había sido responsable en Alemania de una empresa española de equipamiento para hostelería y, tras salir de la FER, se incorporó a una de las empresas tecnológicas punteras de La Rioja, Gnoss, como director comercial, puesto que desarrolló hasta septiembre del año pasado.

En esta empresa permaneció una década vinculado a proyectos tecnológicos en diferentes ámbitos, como el educativo y el cultural, mediante el desarrollo de una plataforma de softwarre semántica, capaz de construir «grafos» de conocimiento -integrar datos dispersos en diferentes sistemas de gestión y convertirlos en datos inteligentes mediante su representación semántica-. Una tecnología riojana que le llevó a trabajar con instituciones como el Museo del Prado, BBVA, la editorial Santillana y la Universidad de Deusto, entre otras, algunos de cuyos responsables ya le han felicitado por su triunfo en las elecciones municipales del pasado 26 de mayo.

Además de su trabajo profesional, también ha tenido tiempo para obtener el título de experto en gestión de proyectos de I+D+I por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria; y un máster en formación del profesorado de Educación Secundaria por la UNED.

Deporte, gastronomía y familia

Y todo ello sin descuidar sus dos principales aficiones: el deporte, sobre todo el baloncesto; y la gastronomía.

Llegó al deporte de la canasta en 1985 a través de la «operación altura» del antiguo Cajarioja, dado que mide 1,87; y, a día de hoy, es normal verle «echando unas canastas» con sus amigos en pistas de la ciudad y usando la bicicleta en sus traslados por Logroño.

Desde 2015 es miembro de la Junta Directiva de la Academia Riojana de Gastronomía, donde cultiva un gusto por la alta cocina y su interés por divulgar las excelencias de la gastronomía riojana.

Todo ello sin pasar por alto que su gran pasión, en realidad, es su familia, es padre de un hijo; y él mismo reconoce que el principal motivo por el que dio el salto a la política es «dejar una ciudad mejor a las nuevas generaciones».