MotoGP

Marc Márquez: «Ha sido el invierno más aburrido de mi vida»

Marc Márquez, con su nueva Honda RC213V. /Afp
Marc Márquez, con su nueva Honda RC213V. / Afp

El campeón del mundo de MotoGP no augura tensiones en el box con Jorge Lorenzo, pero recuerda que «el primer rival es el compañero de equipo, es la ley del motociclismo»

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Marc Márquez tiene mono de moto. El actual campeón del mundo de MotoGP afronta la fase final de la operación de su hombro izquierdo con la impaciencia propia de quien vive por y para las motos. Quizá por eso miraba su moto con el 93 con los ojos de un niño cuando descubre su regalo de Reyes. «Ha sido uno de los inviernos más aburridos de mi vida, pero tocaba sacrificarlo y recuperarme», confesaba el piloto de Cervera que se subirá la nueva Honda RC213V el próximo 6 de febrero en Malasia en el primer test del año «porque alguien tendrá que probar las piezas nuevas», dijo con su característico sentido del humor señalando la mano izquierda vendada de su nuevo compañero de equipo, Jorge Lorenzo.

Más información

Márquez reconoció que la recuperación está siendo más compleja en parte también porque la operación se complicó: «Estaba el hombro peor de lo que nadie esperaba. Y ahora el cuerpo te pide unos tiempos. Lo pasé mal, he tenido lesiones antes, pero esta vez pasé dos semanas en las que dolía mucho. Para que yo pida quedarme dos días más en el hospital tengo que estar mal…».

«No me gusta lo de 'dream team', eso se verá a final de año y si se ha cumplido en la pista porque estar en este equipo exige luchar por victorias, podios y el campeonato»

Pero el español prefiere centrarse en el futuro y ese futuro pasa por el Mundial de 2019 en el que tendrá un nuevo compañero de equipo. Un tándem que ya han etiquetado como el 'dream team'. Sin embargo, Márquez no mira el palmarés suyo ni el de su vecino de box, consciente de que poco importará eso el próximo 10 de marzo en Catar cuando se apague el semáforo y arranque oficialmente la temporada. «No me gusta lo de 'dream team'», aclara. «Eso se verá a final de año y si se ha cumplido en la pista. Estar en este equipo exige luchar por victorias, podios y el campeonato. Los resultados son los que mandan», zanjó.

Precisamente tener a Jorge Lorenzo como compañero de equipo ha levantado ya algunas suspicacias sobre su relación y las tensiones que se pueden vivir en el box con dos pilotos que lucharán por las victorias. «Es la ley del motociclismo», recuerda Márquez antes de dejar claro que «el primer rival es el compañero de equipo porque tienes las mismas armas y el mismo material. Nos ayudaremos muchas veces sin saberlo y eso será bueno para la moto y para incrementar la velocidad en la pista, que es donde el 'gallo' se tiene que ganar el respeto», aseveró.

«Si tenemos nuestros más y nuestros menos significará que estamos luchando por las victorias, pero lo que pase se tiene que quedar en el box»

Pero en el ambiente se respira que si las cosas van bien y los dos pilotos se disputan el Mundial, las sonrisas y las buenas palabras que se respiraban en la presentación, pueden convertirse en tensiones. «Se exagera todo y lucharemos por el mismo objetivo», insistía un Márquez que confesó que «ganar solo gana uno aunque estemos en el mismo equipo». «Los dos queremos lo mejor para el equipo y tenemos que trabajar y preparar bien la temporada», dijo conciliador. «Si tenemos nuestros más y nuestros menos significará que estamos luchando por las victorias, pero lo que pase se tiene que quedar en el box porque esto es competición y nos hará crecer el nivel y llegar a buenos resultados», añadió.

Por último, volvió a tirar de simpatía al pedirle que diera un consejo a Jorge Lorenzo. «Si quieres lo digo, pero será mentira», dijo entre risas. Más serio, reconoció que Lorenzo es «un profesional con experiencia y al que las situaciones vividas en Yamaha y Ducati le ayudarán para estar arriba lo antes posibles. Somos compañeros de equipo pero en la pista somos rivales, pero con respeto», matizó.

 

Fotos

Vídeos