El Murillo mira de cerca el título de Superliga

Las jugadoras murillenses se abrazan después de ganar un tanto frente al GH Leadernet./
Las jugadoras murillenses se abrazan después de ganar un tanto frente al GH Leadernet.

El GH Leadernet no opuso tanta resistencia en el segundo partido de la final y perdió en apenas 75 minutos de juego

DIEGO MARÍN A.

3 Embalajes Blanco Tramek Murillo

Gritzbach, Meleán, Pejkovic, Barrio, Helia, Dani y López Arroyo (líbero). También jugaron Noelia, Blázquez, Miriam y Delgado.

0 GH Leadernet

Stocker, Fraile, Jéssica, Frankova, Bedmar, Fraga y Rojas (líbero). También jugaron Cegarra y Marcelinha.

Árbitros
Xavier Fernández y Eduard Torrent.
Parciales
25-15 (23 m.), 25-20 (26 m.) y 25-19 (26 m.).
Anotadoras
16: Pejkovic; y 10: Fraga.
Incidencias
Alrededor de 450 espectadores en el polideportivo Federico García Lorca de Murillo de Río Leza, con presencia de más de un centenar de aficionados navarros y un buen ambiente en la grada.

El Embalajes Blanco Tramek Murillo cumple con su objetivo y sale del primer fin de semana del 'play off' final de Superliga con dos victorias. Ahora tiene tres oportunidades para conquistar el título, solo le queda ganar un partido más. Ayer disolvió a su rival, el GH Leadernet, con un 3-0 resuelto en apenas 75 minutos de juego. Fácil. Al menos, más sencillo que el primer duelo, porque el Murillo siempre estuvo por delante en el marcador, impuso su ritmo y fue superior.

temas relacionados

Desde el primer set se demostró que el equipo navarro no era el mismo que el del sábado. Menos garra, menos intensidad, menos acierto. Y es que el GH Leadernet, que mejoró su saque, acabó condenado, sobre todo, por sus propios errores. Frankova remató muchos balones fuera. No fue su tarde. Tampoco la de Fraga. Pero sí la de la central murillense Pejkovic, que no dio opción en la red, lo cerró todo y convirtió numerosos penaltis desarbolando el juego rival. El 16-8 del segundo parcial del encuentro demostró que el Murillo es digno merecedor del título de Superliga. Dos tantos directos de saque de Helia y los remates de Barrio y Dani marcaron la diferencia. Y es que el del Murillo fue un juego de equipo, un engranaje perfecto. La colocadora Meleán distribuyó los balones deshaciendo el bloqueo navarro y la líbero López Arroyo cerró la cancha con una defensa intensa, férrea, magistral.

Al final, 25-15, un marcador avasallador ante un GH Leadernet que cambió a su colocadora y sufrió en recepción con el duro saque local. Algo pareció igualarse el juego en el arranque del segundo set, cuando las jugadoras de Pamplona arriesgaron y acertaron con el servicio. Un tanto directo de Stocker otorgó un temprano 1-3, pero poco duró la ventaja. De nuevo Pejkovic se hizo gigante en la red y volcó el marcador en el primer parcial (8-3) con un bloqueo brutal ante Bedmar.

El técnico navarro Chema Rodríguez gastó pronto sus tiempos muertos (en el 7-3 y el 13-8) intentando frenar al Murillo y dio órdenes: «Tenemos que cambiar», indicó señalando a Fraile y a Frankova. Pero no hubo forma. Meleán se sintió cómoda en el reparto de juego y volvió a anotar con fintas. Dani y Barrio anotaron con puntos directos de saque y los remates fuera de Frankova ayudaron para alcanzar el 25-20 final.

La serbia, soberbia

También comenzó perdiendo el Murillo el tercer set, pero la ventaja navarra solo llegó hasta el 0-2 por dos errores en el remate de Helia y Barrio. Cuando las dos jugadoras tuvieron nuevas oportunidades, remendaron los fallos con nuevos y certeros remates. En el 6-3, anotado por un tanto directo de saque de Dani, Rodríguez gastó su primer tiempo muerto. En el 11-4, el segundo, tras otro tanto directo de Barrio, un penalti de Meleán y un mate de Pejkovic. Soberbia la serbia. Por contra, Frankova acabó yéndose al banquillo, sustituida por Cegarra.

El entrenador del Murillo, Charly Carreño, supo taponar la mejor arma del GH Leadernet. Sin ella, el rival casi fue un 'sparring'. Gritzbach se entonó en el bloqueo, Helia y Barrio ametrallaron la cancha navarra por las puntas y Dani bombardeó desde la segunda línea. Nada que hacer: 16-7, 21-15 y 25-19. La propia Dani logró el último tanto rematando por zona 2 una bola que acabó en 'block out' de Bedmar, otra importante rival que nada pudo hacer ayer, igual que Fraga. El Murillo puede ser campeón el próximo sábado.