Mundial Francia 2019

Mariasun Quiñones: «El balón parado puede llegar a ser decisivo»

Mariasun Quiñones, portera de la selección. /RFEF
Mariasun Quiñones, portera de la selección. / RFEF

La portera de la Real Sociedad llega al Mundial con el objetivo de «mejorar, entrenar bien, dar la talla y dar un buen nivel para ponerle las cosas difíciles al seleccionador»

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Mariasun Quiñones es la viva imagen dela felicidad. No ha perdido la sonrisa desde que vio su nombre en la lista de 23 que van a disputar el Mundial: «Es un orgullo estar aquí». Aunque considera que el objetivo «siempre es crecer y mejorar», prefiere no pensar en la mala suerte por el grupo que tiene España y ser optimista: «En un Mundial están las mejores selecciones y a todas nos tenemos que enfrentar si queremos tener éxito».

El Mundial es el premio a una gran temporada pero también un reconocimiento al trabajo hecho

Es un evento Mundial que pasa cada cuatro años, que no todas las jugadoras tenemos el privilegio de participar. Tras tantos años trabajando la selección es la segunda vez que va a un Mundial y tener la oportunidad de disputar el torneo en Francia es un orgullo. Aparte es una recompensa al trabajo hecho por todas y por todos. Llego con muchas ganas.

Lástima que España haya quedado encuadrada en el peor grupo con Alemania, Sudáfrica y China.

En un Mundial están las mejores selecciones y a todas nos tenemos que enfrentar si queremos tener éxito. Está claro que son selecciones complicadas y que ellas van a poner de su parte, pero nosotras hemos demostrado que venimos creciendo, que jugamos bien al fútbol y que tenemos las ideas claras.

Sudáfrica, por ser el primer rival, es el más importante.

Al final es lo que te va a marcar el camino. No se va a decidir nada en el primer partido, pero es un partido de peso al que hay que darle la importancia que tiene y ahora sólo pensamos en Sudáfrica. Afrontamos el Mundial pensando en crecer, en mejorar, en coger la chispa que necesitamos y en mantener el tono físico y aspirar a algo ambicioso.

Y ya puestos a ganar el Mundial…

El objetivo siempre es crecer y mejorar como plantilla. Este grupo ha hecho una fase de clasificación muy buena y lo que queremos es seguir en esta dinámica, creciendo, mejorando. El fútbol femenino está creciendo gracias al apoyo que recibe. Esa confianza que se nos da que sirve de algo.

En un Mundial, las jugadas a balón parado siempre son importantes.

Importantes y pueden llegar a ser decisivas. En el Mundial anterior se hicieron muchos goles gracias al balón parado. Además, en este Mundial va a haber más balón parado, más penaltis por el VAR y tenemos que tener claro que pase lo que pase hay que adaptarse a las circunstancias.

El VAR será un componente a tener en cuenta.

Sabemos que se perderán minutos por el VAR, pero tenemos que tener claro que lo nuestro es jugar al fútbol. Y todo lo relacionado a los 90 minutos.

¿Está a favor de la implantación de la tecnología?

Es importante saberse las reglas. Siendo jugadora de fútbol te interesas por lo que tienes que respetar y como futbolistas intentamos conocer todos los datos que nos lleven a la victoria y a acercarnos más a esos éxitos que queremos.

¿Qué tal su relación con Lola y Sandra?

Muy buena. Somos tres porteras que jugamos en la Liga española y que nos enfrentamos a menudo y entrenar con ellas es un placer. Aprendemos todas de todas, del entrenador, de las jugadoras de campo. El objetivo es mejorar, entrenar bien, dar la talla y dar un buen nivel para luego ponerle las cosas difíciles al seleccionador y que lo tenga más difícil cada día que pasa. Además, así lograremos que el nivel sea el óptimo para rendir al máximo en una competición como es el Mundial.