larioja.com
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 10 / 28 || Mañana 13 / 31 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
La oscuridad de la Casa Cuna

LOGROÑO

La oscuridad de la Casa Cuna

El Ayuntamiento sancionó en el 2012 con 750 euros a Eulen por falta grave ante las lesiones que un niño causó a otra niña tras ausentarse la profesora

31.08.13 - 00:37 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

26 de abril del 2012. Como todas las tardes el padre llegó a la Casa Cuna a las 17.30. Era el momento de recoger a su hija. Llamó al timbre y, como es costumbre en la escuela infantil, dijo a una profesora que sacaran a su hija. Pero no salía. La estaban preparando. A las 18.15 la niña asomó entre los cristales con la cara. «¿Le han pintado la cara?», preguntó el padre. Era sangre. La niña salía llorando y con el rostro hecho un poema. Con un escueto «nada, que un niño la ha arañado en la siesta», verbalmente y por escrito en la agenda diaria de la guardería, las educadoras de Casa Cuna dejaron al padre y a la niña en la escalera.

El matrimonio acudió inmediatamente a Urgencias, donde curaron las heridas de la niña y donde el parte médico reflejaba: «Se observan escoriaciones múltiples en toda la cara compatible con rasguños bajo las mismas exantema en ambos cachetes.». En palabras de la madre, sin tecnicismos médicos, a la niña le contó decenas de heridas por arañazos y dos importantes mordiscos, uno en el cuello y otro en la mano: «Tenía la cara ensangrentada e hinchada, llena de arañazos, un hematoma muy grande en el lado derecho y un mordisco justo debajo de la mejilla», recuerda. Pidieron explicaciones inmediatas a la directora de la guardería, pero nadie les atendió.

Al día siguiente, la madre acudió a Pediatría, donde el servicio hizo un informe clínico que confirmó «las erosiones y escoriaciones múltiples faciales y los mordiscos en la mandíbula y en la mano». De allí fue a la Comisaría de Policía donde formuló una denuncia contra Eulen, responsable de la Casa Cuna.

Ese mismo día, a las nueve de la mañana, había vuelto a la escuela infantil a pedir explicaciones a la directora. La recibió a las 13.30 y le dijo que no podía aportar más datos salvo el «arañazo de la siesta». «Mi hija tuvo pesadillas durante meses, miedo a relacionarse con otros niños de su edad. y nunca recibí una explicación convincente».

El caso acabó en el juzgado y el magistrado no apreció responsabilidades penales, aunque dejó abierta la vía a la reclamación civil que los padres no utilizaron. Visitaron también el Ayuntamiento. Se entrevistaron con la concejala de Bienestar Social, Paloma Corres, quien le aseguró que tomaría cartas en el asunto y que la mantendría informada. La niña fue cambiada de guardería a la semana siguiente, pero no recibieron explicación alguna ni de Eulen ni del Ayuntamiento, asegura la madre: «Nunca nos llamaron, pese a que yo sí lo hice varias veces, y me acabo de enterar de que se abrió un expediente sancionador a la empresa».

La madre argumenta que «de lo que sucedió son responsables Eulen y el Ayuntamiento; a mi hija, se supone porque nunca sabré la verdad, la dejaron sola durante la siesta y un niño supuestamente la agredió porque no estaba la cuidadora». «Cuántas horas estuvo sola para tener esas heridas; cuántas veces llamó a su madre sin que nadie la escuchara.». «Ahora han vuelto a suceder casos que demuestran que nada o poco ha cambiado con el cese de la entonces directora, ya que hay educadoras acusadas por otras que también estaban allí entonces, entre ellas la actual directora que era la segunda de a bordo».

El expediente del Ayuntamiento, tipificado como falta grave por la «actuación irresponsable de una de las profesoras tras ausentarse de clase durante un cierto periodo de tiempo», se saldó con una multa a Eulen de 750 euros. La empresa despidió a la directora y a la trabajadora. Insuficiente saldo para la madre, que considera que «el Ayuntamiento debería haber tomado otras medidas más contundentes como debería hacerlo ahora también, que vuelve a demostrarse que la Casa Cuna sigue funcionando igual». «Si las hubiese tomado entonces -agrega- sabríamos que casos como los de mi hija, o los que se están ahora denunciando, no volverían a pasar».

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
La oscuridad de la Casa Cuna
Fachada de la Casa Cuna en el centro logroñés. :: JUAN MARÍN
De sarao en sarao
Todas las fotos de los saraos riojanos
Visitas a Diario La Rioja
Visita de 2º de la ESO de Sagasta
Acuario
Disfruta del Acuario
Guggenheim
Entradas gratis para el Guggenheim
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.