Fútbol. Selección femenina

España cumple sin problemas ante una Serbia combativa

Abrazos entre las jugadoras españolas tras conseguir un gol. /Juan Marín
Abrazos entre las jugadoras españolas tras conseguir un gol. / Juan Marín

El partido quedó condicionado por el tempranero penalti transformado por las españolas

LA RIOJALogroño

La selección femenina de España se ha impuesto hoy por 3-0 a la de Serbia en el último partido de clasificación para el Mundial del próximo año, en un choque intrascendente en el que las de Jorge Vilda han cumplido su papel y han superado a un rival combativo pero sin acierto.

El partido, en el que España se jugaba únicamente el terminar invicta esta fase de ocho encuentros, quedó condicionado en el inicio, cuando una rápida combinación de España por su banda derecha terminó en un penalti sobre Vicky Losada, marcado por Jennifer Hermoso.

Más

3 ESPAÑA

Sandra Paños; María León, Ivana Andrés, Adrea Pereira (Barbara Latorre, m.62), Celia Jiménez; Virginia Torrecilla (Marta Carro, m.56), Vicky Losada (Patricia Guijarro, m.46), Aitana Bonmati; Marta Corredera, Jennifer Hermoso y Amanda Sampedro.

0 SERBIA

Milena Vukovic; Dejana Stefanovic (Jovana Stojanovic, m.62), Violeta Slovic, Nevena Damjanovic, Tijana Krstic; Milika Mijatovic (Tijana Filipovic, m.87), Dina Blagojevic, Jelena Cankovic; Milica Stankovic (Bijana Bradic, m.56), Marija Radojicic y Allegra Poljac.

goles:
1-0.- m,2: Jennifer Hermoso, de penalti. 2-0.- m.34: Amanda Sampedro. 3-0.- m.60: Jennifer Hermoso.
árbitro:
Vesna Budimir (Croacia). Amonestó a la española Celia Jiménez y a la serbia Tijana Krstic.
INCIDENCIAS:
Último partido de clasificación para el Mundial de selecciones femeninas, al que han asistido 7.723 personas en el estadio de Las Gaunas de Logroño, lo que supone un récord de espectadores en un encuentro oficial de la selección femenina en España.

Así, sin que ni el público se hubiera colocado -más de 7.700 espectadores, récord de asistencia de la selección- el equipo español tenía encauzado el partido y su objetivo de lograr una clasificación sin «mancha».

España supo «leer» luego el partido y aprovechar su superioridad por la derecha y por ahí llegaron sus mejores ocasiones para incrementar la diferencia. Serbia tampoco se entregó. Trató de salir con rapidez por las dios bandas y se acercó en varias ocasiones a la portería española, pero careció de peligró en el remate.

Por todo ello, las dos selecciones ofrecieron un primer tiempo de fútbol de ataque y oportunidades, aunque solo otra más subió al marcador. Primero fueron las serbias las que trataron de marcar, con dos disparos inocentes de Cankovic y Poljak.

Pero frente a la falta de peligro de Serbia, era España la que tenía un fútbol más efectivo y contundente; de hecho, en el minuto 14, María León mandó un disparo raso al poste.

El equipo de Jorge Vilda mandaba en el partido, a pesar de que Serbia seguía tratando de llegar a la portería española, con más voluntad que acierto. Y, sobre todo, las españolas sabían que era por la derecha donde más superiores era, con lo que se volcaron a esa banda, con continuas jugadas de Amanda Sampedro.

La jugadora del Atlético de Madrid superaba a su defensora una y otra vez, pero no acertaba en el remate; hasta que obtuvo el premio que merecía.

Fue en el minuto 34, justo de un espectacular intento de chilena de Marta Corredera, cuando Sampedro encontró portería y llevó el 2-0 al marcador de Las Gaunas.

Serbia agotó sus opciones en el primer tiempo con un remate de cabeza de Radojicic en el minuto 38 que, de nuevo, se fue fuera. En el segundo tiempo el dominio de España fue mayor, porque el equipo de Vilda tapó más las opciones de salida de su rival y porque el campo, muy pesado por la lluvia, tampoco ayudó a las serbias.

Frente a eso, España ofreció varios «destellos» de calidad y variantes tácticas, dio entrada a jugadoras con menos experiencia y, sobre todo, siempre buscó el gol.

La primera en hacerlo fue una de las «nuevas» en el campo, Patricia Guijarro, con un remate que se fue al poste serbio en el minuto 49; y ella misma tuvo cerca el gol en un remate de cabeza en el minuto 57.

Pero fueron dos «veteranas» las que consiguieron el 3-0, en una jugada en la que dejaron en evidencia a la defensa de Serbia. Amanda Sampedro cambió su posición a la banda izquierda y poco a poco volvió a la derecha; recibió en esa transición y mientras dos rivales la perseguían dio un pase a Jennifer Hermoso que ésta no desperdició.

Desde entonces, a pesar de no crear muchas más acciones claras de gol, España mantuvo su dominio y su ambición en busca de un nuevo tanto. Lo logró en un remate de Marta Carro, pero fue anulado por la colegiada por considerar que estaba en fuera de juego, tras consultarlo con la jueza de línea.

Esa acción prácticamente puso fin a un partido que sirvió para confirmar la superioridad incontestable de España en este grupo que le ha conducido a un Mundial en el que la exigencia será mucho mayor.