Una media maratón nueva

La Media Maratón de La Rioja estrenará trazado en su vigesimoctava edición

César Álvarez
CÉSAR ÁLVAREZ

El próximo 2 de junio la Media Maratón de La Rioja alcanzará su vigésimo octava edición. Pese a tratarse de una prueba ya clásica en el calendario de carreras populares del norte de España, la carrera en ruta (una de las más longevas de comunidad autónoma) aún tiene capacidad para renovarse.

Las obras en el túnel ubicado en la intersección de las calles Vara del Rey y Duques de Nájera han obligado a la organización a diseñar un nuevo trazado, según se explicó en presentación oficial de la prueba. El circuito de esta edición mantiene el carácter del tradicional y, aunque aún resta el trámite de la homologación oficial, la salida y la meta apenas se moverán unos metros de las de las últimas ediciones. Igualmente, el circuito mantiene su carácter urbano (para que el público logroñés puede disfrutar del atletismo popular casi en la puerta de su casa), con amplios giros y escasos desniveles.

Inscripción

La salida se mantiene en la calle Duques de Nájera aunque ya no se realizará desde debajo del túnel, sino desde unos metros más adelante en dirección a la calle Chile; y la meta seguirá en Muro de la Mata, junto al Espolón. Se mantiene como eje fundamental de la prueba Jorge Vigón-Gran Vía, si bien si en ocasiones anteriores el circuito discurría principalmente por el sur de ese eje, mientras que ahora la prueba recorrerá la zona norte. Además, frente a las casi tres vueltas del circuito de las ediciones precedentes, ahora no se llegará a los dos giros (prácticamente vuelta y media).

El cambio de circuito trae como consecuencia el segundo de los cambios de esta edición de la Media Maratón de La Rioja. La, denominada Carrera de Iniciación, de 7 kilómetros se alarga ahora hasta los 11.000 metros aproximadamente porque esa será (más o menos) la distancia desde la salida al primer paso por Gran Vía. La homologación concretará exactamente la distancia de esa prueba.

Lo que no cambia es la celebración de una media maratón sobre patines por segunda vez. El éxito cosechado por este tipo de carrera en los dos últimos años, en los que se ha contado con 300 patinadores, en su mayoría llegados de fuera de la comunidad autónoma ha llevado a la organización de la prueba y al Ayuntamiento de la ciudad a perseverar en la organización de una nueva carrera sobre patines. Esa prueba que arrancará cuando ya haya acabado la prueba pedestre (a las 12.00 horas) se celebrará conjuntamente con la carrera en silla de ruedas.

Los interesados en participar en cualquiera de las cuatro pruebas: las dos pedestres (media maratón y aproximadamente 11.000 metros) que saldrán a las 9.30 horas y las dos sobre ruedas (media maratón en patines y en sillas de ruedas) que partirán a las 12.00 horas, ya pueden confirmar su participación. Las inscripciones están abiertas desde la semana pasada a través de la web oficial de la carrera (www.larioja.com/maraton).

En estos primeros días, la cuota de inscripción está bonificada, mientras que subirá conforme se vaya acercando la fecha de celebración de la prueba.

Los organizadores, con el cartel de la carrera.
Los organizadores, con el cartel de la carrera. / Juan Marín

Presentación

En la presentación, en la que han estado presentes el Ayuntamiento de Logroño (Javier Merino), el Gobierno de La Rioja (Diego Azcona), Caixa Bank (Iker Muguruza) y Plena Inclusión (Ana Revilla) junto a miembros de la organización (Susana Miranda –directora de márketing del grupo Nueva Rioja- y César Álvarez –director técnico de la carrera-), todos han mostrado su satisfacción por el hecho de que una prueba deportiva alcance su vigésimo octava edición.

El director general del Deporte, Diego Azcona, ha subrayado que no es fácil alcanzar 28 años de vida «lo que significa que la prueba tiene calidad y está afianzada, y es por ello, que ha sufrido mucho menos que otras, el descenso generalizado de inscripciones». Por su parte, Javier Merino, presidente de Logroño Deporte, apuntó a la Media Maratón de La Rioja como una de las pruebas que hace ya casi tres décadas comenzó a popularizar el atletismo popular e inició «la moda de los hábitos saludables y la práctica deportiva. Eso es hacer ciudad» y Merino aprovechó también para animar a que todos los corredores se hagan un reconocimiento médico antes de competir.

Iker Muguruza, director de Banca de Instituciones de Caixa Bank en La Rioja, explicó que la presencia de su entidad en la carrera «data sólo de 2014, pero es algo que encaja en nuestros principios por la implicación social de la prueba y por los valores que transmite el deporte». Por su parte, Ana Revilla –presidenta de Plena Inclusión- explicó que su participación en la Media Maratón es un ejemplo de inclusión y comentó que el mundo de la discapacidad ha evolucionado mucho desde que comenzaron a colaborar por la prueba «y afortunadamente, podemos decir que vamos por el buen camino».