Llega la gran soleá de José Valencia

Arrancan hoy los flamencos del Salón de Columnas, que empiezan por vez primera a las 21.30 horas

PABLO GARCÍA MANCHALOGROÑO.
José Valencia abre hoy los conciertos del Salón de Columnas. ::
                        
                        L.R./
José Valencia abre hoy los conciertos del Salón de Columnas. :: L.R.

El cantaor José Valencia (premio Giraldillo del cante de la Bienal de Sevilla del 2012) actúa esta noche en el Salón de Columnas del Teatro Bretón en el segundo de los conciertos de esta edición y que, además, supondrá la primera entrega en la antigua Sala Rex, el espacio más genuino de este ciclo. José Valencia no es nuevo en Logroño y ya dejó un fenomenal concierto en el 2009, en el que puso de relieve su voz jonda e impresionante y el amor que siente hacia uno de los cantes con los que mejor se siente: la soleá, palo con el que ha conseguido infinidad de premios en su trayectoria artística. Como novedad conviene señalar que los conciertos del Salón de Columnas comienzan a partir de esta noche con un nuevo horario; arrancarán media hora antes de lo habitual. Así que a las 21.30 horas, Valencia, con su tocaor Juan Requena, comenzará una actuación de la que se espera lo mejor.

Origen lebrijano

Este cantaor nació en Barcelona en 1975 y su carrera ha estado marcada muchos años por lo lebrijano de su origen, por la filosofía clásica con la que marca su estilo y por un peregrinaje juvenil que le hizo ganar infinidad de concursos en distintas peñas. Su primer trabajo profesional lo realizó al lado del guitarrista Pedro Bacán y con su grupo 'El Clan de los Pinini'. A principios de la década pasada cambió su nombre artístico por el de José Valencia (se anunciaba como 'Joselito de Lebrija') y se convirtió en una de las voces imprescindibles de las compañías de baile. Cantó en los escenarios para bailaores como Farruquito, Antonio Canales o Javier Latorre. José Valencia cuenta que su familia fue a Cataluña por motivos laborales: «Yo vivía en Hospitalet y sentí de cerca todas las celebraciones familiares, que se hacían cantando de la misma forma que sucede en Andalucía». Y reconoce que los primeros balbuceos profesionales los realizó en las peñas catalanas. Para muchos es un cantaor extraño que frecuenta estilos un tanto olvidados: «El cante tiene su momento de delicadeza y también de agresividad; los patrones hay que respetarlos, pero eso no quiere decir que en ocasiones puedas llevar las cosas a tu terreno», declaraba en una entrevista tras su triunfo en Sevilla.

El toque llegará de la mano de Juan Requena, reconocido también con un Giraldillo sevillano de la Bienal como el mejor tocaor para acompañar. Requena es un guitarrista malagueño de la nueva generación de tocaores, una serie de nuevos músicos que conocen el cante flamenco hasta el tuétano pero que han sabido rozarse con los ecos y los sonidos de otras músicas.