Una encuesta electoral del PSOE dibuja un Parlamento fragmentado en cinco partidos

El sondeo cuestiona la mayoría absoluta del PP en la Cámara riojana, donde el PR+ revalidaría al menos sus dos diputados y UPyD e IU entrarían con otros dos con una abstención del 34%

E. SÁENZLOGROÑO.
Una encuesta electoral del PSOE dibuja un Parlamento fragmentado en cinco partidos

En caso de que hoy se celebraran elecciones autonómicas, los 33 escaños del Parlamento de La Rioja se repartirían entre hasta cinco fuerzas políticas, abriendo también a IU y UPyD el hemiciclo que ahora dominan populares y socialistas con la presencia de PR+. Así al menos se desprende de la encuesta elaborada por la firma Celeste-tel a instancias del PSOE a partir de mil encuestas telefónicas realizadas en el conjunto de la comunidad autónoma del 11 al 18 del pasado mes de diciembre.

El PP sería el principal damnificado en esa Cámara multicolor. Los 20 escaños que ocupa actualmente se reducirían a 17 o 16, haciendo así tambalear la mayoría absoluta que viene revalidando desde 1995. El PSOE también sufriría un desgaste, pero mucho menos acusado que en el caso de los populares. El sondeo concede al partido liderado por César Luena una horquilla de entre 10 y los 11 representantes de que ahora dispone. Porcentualmente, el grupo que dirige Pedro Sanz perdería 7,1 puntos respecto a los comicios autonómicos del 2011 -de 85.975 papeletas a 69.608- mientras que la caída de los socialistas se limitaría al 1,2% pasando de algo más de 50.000 sufragios a superar ligeramente los 45.000.

La pérdida de confianza en los dos partidos mayoritarios sería capitalizada por los principales minoritarios, con un especial impacto para Izquierda Unida. La formación que coordina en La Rioja Henar Moreno duplicaría prácticamente la cosecha electoral obtenida hace casi tres años, pasando de lograr el 3,8% de los votos a hacerse con el 7,4% y consiguiendo de esta forma tener voz en el Parlamento regional con dos escaños. UPyD sería otro de los grandes beneficiados. Los 8.476 escrutinios que le concede la encuesta de Celeste-tel les permitiría superar el umbral electoral del 5% y entrar así en el antiguo Convento de la Merced con dos diputados.

Significativo es también el horizonte que el sondeo dibuja para el PR+. La formación que encabeza Miguel González de Legarra no sólo mantendría las dos butacas que ahora ocupa, sino que tendrían la opción de ganar una más si se dieran las previsiones más optimistas en las que pasan del 5,6% de las papeletas en las últimas elecciones autonómicas al 8,2%.

En ese contexto y según los restos de la Ley D'Hondt, la encuesta concluye que el escaño número 33 del Parlamento regional estaría en disputa entre PP, PSOE y el PR+.

El cuadro de situación se completa con otro dato relevante: el aumento en más de cuatro puntos del nivel de abstención, que se situaría hoy en el 34,3%. El PP es la formación más afectada por esta circunstancia, ya que prácticamente siete de cada diez de los 19.333 encuestados que votaron en el 2011 y aseguran que ahora renunciarían a acudir a las urnas dieron entonces su apoyo a los populares. El PSOE tampoco sale indemne, de forma que el 20% de los abstencionistas son personas que en los últimos comicios respaldaron al partido que tuvo entonces a Francisco Martínez Aldama como cabeza de cartel.

Sólo Sanz aprueba

Entre los múltiples aspectos sobre los que interroga la encuesta despunta también el de la calificación de los principales líderes políticos de la comunidad autónoma. Pedro Sanz sobresale en este apartado y, con una nota global de 5,4, es el único que obtiene un aprobado. El de Igea, además, es el mejor valorado en todas las franjas de edad, con una distancia de más de dos puntos sobre el siguiente en el tramo de los votantes mayores de 65 años.

El siguiente dirigente mejor considerado es César Luena, con una nota de 4,1. Entre el resto de líderes, el regionalista Miguel González de Legarra merece una puntuación de 3,7 entre los encuestados, mientras que Emilio Sáez de Guinoa se alza con un 3,1 como cabeza visible de la formación que a nivel nacional lidera Rosa Díez. A pesar del alza notable que el sondeo otorga a IU en La Rioja, Henar Moreno queda relegada al último lugar en este apartado con un 2,9.

Donde domina la unanimidad más rotunda es en relación a cuáles son los problemas que padece actualmente La Rioja. Prácticamente ocho de cada diez de los participantes en el sondeo se decantan por el mismo asunto: el paro. Sólo la situación económica mencionada así, en clave más genérica, sigue de lejos la estela de la preocupación por el desempleo y obtiene el 14,2% de las respuestas.

El resto de las inquietudes de los mil encuestados se diluye en una batería de cuestiones que van desde la situación de la sanidad (3,7%) hasta la mala gestión y el momento que atraviesan los Servicios Sociales (2,7% ambas) o la Educación (2,2%). Como en otras encuestas y estudios sociológicos aparecidos en los últimos tiempos, la corrupción política gana puestos entre los aspectos que más preocupan al ciudadano de a pie. En La Rioja y según las mismas fuentes, la clase política y su quehacer se encarama al cuarto lugar del podio de las preocupaciones más acuciantes (3,5%).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos