Un estudio sobre el comercio de Portales, premio nacional

La antigua alumna del IES Sagasta y estudiante de Gade en la UR analizó las causas del cierre de alguno de los negocios históricos de la calle Portales de Logroño Mariana Ruiz Premiada en el certamen jóvenes investigadores

L.J.RLOGROÑO.
Mariana Ruiz Andrade,
en la calle Portales, de
Logroño. ::
                         FERNANDO DÍAZ/
Mariana Ruiz Andrade, en la calle Portales, de Logroño. :: FERNANDO DÍAZ

A sus 18 años -cumplirá 19 en unas semanas- Mariana Ruiz Andrade acaba de aterrizar en la Universidad de La Rioja. Estudia el primer curso del Grado en Administración y Dirección de Empresas, pero ha decidido que el año que viene saldrá de La Rioja para cursar el doble Grado que combina sus estudios actuales con los de Derecho. Alumna brillante que cursó el Bachillerato Internacional en el IES Sagasta, su trabajo sobre los motivos del cierre de los comercios históricos de la calle Portales de Logroño ha sido reconocido en el certamen de Jóvenes Investigadores del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y el INJUVE.

«Es un trabajo obligatorio que teníamos que hacer en el Bachillerato Internacional», explica la joven riojana apasionada de la economía. «Todos los días pasaba por Portales para ir al instituto y veía las tiendas. Me surgió la idea, se lo propuse a mi profesora, Susana Domínguez, y me animó».

Durante semanas recorrió la histórica calle logroñesa y se entrevistó con buena parte de sus comerciantes, que rellenaron un pequeño formulario. Macerados y analizados los datos, las conclusiones fueron incontestables... aunque también «esperadas», reconoce.

«La mayor parte de los cierres que se han producido en la calle Portales se han debido a la jubilación de sus responsables», explica «a la falta de relevo generacional y al hecho de que nadie ha asumido el traspaso del negocio más tradicional y asentado».

En ese sentido Mariana Ruiz explica que «los propietarios de los negocios históricos apenas tienen gastos fijos ya que no tienen que pagar alquiler. Y los grandes gastos fijos y el precio del traspaso hace que no haya gente interesada en dar continuidad a esos negocios». No sólo eso. También «el cambio de filosofía de vida de los hijos o herederos de esos negocios». Mariana considera que «se trata de negocios con los que se puede vivir dignamente» pero que no conceden grandes e inmediatas rentabilidades. «Eso hace que en muchos casos no quieran seguir el negocio familiar».

La crisis, al menos en alguno de los cierres más antiguos, no ha sido una causa directa... pero sí «el desarrollo de los centros comerciales o el desplazamiento del comercio a otras zonas de Logroño».

Su estudio y conclusiones le llevaron a Málaga en donde, junto a su profesora, compartió una semana con los autores de los 30 proyectos de investigación reconocidos de entre los 350 presentados. «Tuvimos que defender nuestro proyecto ante el jurado y el resto de participantes y fue muy interesante ya que me ha permitido aprender muchas cosas», completa Mariana mientras pasea por una calle, Portales, que ya forma parte de su currículum.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos