Rafa Capote ficha por el equipo catarí El Jaish

El club asiático pagará la cláusula de rescisión del cubano que ayer pasaba reconocimiento en Catar

MIGUEL MARTÍNEZ NAFARRATELOGROÑO.
Rafa Capote ficha por el equipo catarí El Jaish

Que un jugador pida un día de permiso a su club suele ser una tónica normal dentro de la dinámica de un equipo. De hecho, hay vida fuera del balonmano y muchos de ellos tienen asuntos como visitas de familiares, viajes, mudanzas, nacimientos de hijos, exámenes y oposiciones. Lo extraño es que un mismo jugador falte dos días. Y lo que es ya más sorprendente, que falte hasta el punto de no volver a verle el pelo. Capote está a un paso de firmar por el equipo catarí El Jaish, que acaba de perder al danés Nikolaj Markusssen debido a una larga lesión provocada por la rotura del talón de Aquiles.

El jugador cubano que milita en el Naturhouse pasaba reconocimiento médico en el país asiático. Los acontecimientos se han precipitado en los últimos días y el jugador ha tenido que salir precipitadamente para Catar con el fin de cumplir con los trámites previos antes de recalar en el que será su nuevo club. Cuando todo el trámite arroje un resultado positivo, el club extenderá su cheque por el importe de la cláusula de rescisión del jugador. Hasta ese momento el lateral isleño estará bajo disciplina riojana. Todo apunta a que la operación va a llegar a buen puerto y el equipo riojano se quede sin los servicios del mayor anotador del club riojano esta campaña.

Pero lógicamente si en alguien se tenían que fijar desde fuera iba a ser en Capote. Lleva dos temporadas brillantes en Logroño y si la primera fue buena, en ésta se estaba saliendo del mapa. Ya se presumía desde la pretemporada que el jugador iba a ser uno de los pilares del equipo, pero su peso específico ha ganado, si cabe, aún más valor y más desde que tiene asimilada la compleja tela de araña que teje el entrenador Jota González. Así pues, a falta de un 'bip' con el que se advierta la entrada de un dinero electrónico extra procedente de Catar, el Naturhouse cambia pecunio por la despedida de uno de los jugadores que se ha ganado la admiración de la afición riojana.

Claro que no hay que rasgarse las vestiduras con su salida. Se le va a echar mucho de menos, pero la letra pequeña en los contratos de cada jugador es muy particular. Capote no engañó a su club cuando vino. El Naturhouse tampoco. No cobraba una gran cantidad de dinero, pero un hombre de su calidad sabe que el equipo riojano es una plataforma ideal para dar el salto a otra dimensión en la que nadie se debe equivocar, el Naturhouse no está. La cifra exacta de su cláusula se desconoce. El club evita hablar sobre asuntos crematísticos y lleva a fuego esta premisa. Se habla, eso sí, y sin posibilidad de demostrarlo, de que el lateral izquierdo, antes de salir de Cuenca, tenía una rescisión estimada en 300.000 euros.

La salida del club del jugador cubano lleva consigo la reflexión sobre quién va a ocupar su lugar. Este extremo se analizará más adelante. En principio el club adopta una política conservadora y por ahora quiere arreglarse con lo que hay. El tiempo dará y quitará razones. Si alguien viene debería ser inscrito para la Champions el 12 de noviembre. La próxima ventana para hacerlo será el 4 de febrero.

Fotos

Vídeos