El Carrascal de Villarroya, un tesoro a cuidar entre todos

E.P.VILLARROYA.
Imagen del carrascal, orgullo del municipio. ::
                         S. TERCERO/
Imagen del carrascal, orgullo del municipio. :: S. TERCERO

Surgida como una atalaya entre unos paisajes ingentes, su riqueza natural es el orgullo de Villarroya. Y el famoso y visitado carrascal su emblema. Uno de los ejemplos de monte mediterráneo más importantes de la zona, encinas centenarias habitan un espacio de enorme riqueza de fauna y flora y micológica.

Enmarcado dentro de la Reserva de la biosfera, con el reconocimiento como árbol singular, el carrascal es un aula abierta a la naturaleza. Pero los vecinos claman para que tenga más protección ante los asaltos que sufre. «Este monte tiene que ser un espacio más protegido por su singularidad», defiende el alcalde. «A pesar de la vigilancia y el cuidado, siempre hay alguien que no lo cuida», se lamenta Clara. «Acabar con el desastre que sufre es una lucha que tenemos».

El monte también es historia al acercarse al paraje donde surge el Yacimiento Paleontológico de La Horna. Aunque es jurisdicción de Muro de Aguas, las publicaciones especializadas lo vinculan como Villarroya para conocer la fauna en la zona hace dos millones de años gracias a los restos de más de treinta especies.

Fotos

Vídeos