Solares que esperan

Calahorra cuenta con varios terrenos que aguardan proyecto

M. FÉLEZ
El solar del cuartel está a la espera de comprador y de aparcamiento municipal. ::                         M.F./
El solar del cuartel está a la espera de comprador y de aparcamiento municipal. :: M.F.

Son solares. Algunos todavía ni eso. Unos han ocupado durante años edificios muy conocidos como es el caso del cuartel de la Guardia Civil y otros pertenecen ahora al Ayuntamiento después de realizar derribos subsidiarios, pero todos están a la espera un proyecto o al menos de que se materialice el que está previsto para esos metros cuadrados.

Es el caso del conocido como solar de 'Las Medranas'. Un terreno entre las calles Cuatro Esquinas, Navas y Travesía de Pastelería que desde hace años se sabe irá para la edificación de una veintena de viviendas del IRVI. Un proyecto al que apenas le faltaban unas pequeñas gestiones a principio del 2012 pero que no termina de cuajar. Era entonces cuando se adjudicaba a la empresa 'Estproingar' la redacción del proyecto de urbanización del solar por un importe de 9.794 euros.

Otro de los solares más golosos de Calahorra está situado en pleno centro estratégico de la ciudad y se trata del que resulte del derribo del actual cuartel de la Guardia Civil. Para Javier Pagola está claro: «El cuartel tiene un objetivo: un aparcamiento municipal», decía hace unos meses en el chat de larioja.com.

El Ayuntamiento de Calahorra iniciaba en febrero los trámites para poner a la venta a lo largo de este año el solar del antiguo cuartel de la Guardia Civil, donde está prevista la construcción de un aparcamiento subterráneo, varios bloques de viviendas y una gran plaza pública. El solar está valorado en 4,6 millones de euros y dispone de más de 10.700 metros cuadrados edificables, pero de momento parece no haber comprador.

Otro de los solares que está a la espera de un posible proyecto es el que dio como resultado el derribo de la casa de la calle San Andrés que albergaba en su subsuelo una de las joyas del pasado calagurritano: las cloacas romanas.

Fue durante este verano cuando se llevaron a cabo los trabajos de demolición del edificio, tras los que ha quedado un solar que se ha decidido tapiar a la espera de que se comience con un proyecto que permita que las cloacas vuelvan a ser visitables.

José Ibáñez, edil de Cultura, explicaba que «desde el Ayuntamiento se viene realizando una larga labor de adquisición de solares aledaños a las cloacas para darle acceso y crear un aparcamiento y una zona ajardinada en su superficie».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos