El césped artificial se impone

Autol estrenará nuevo campo esta temporada, superficie con la que también contarán Pradejón y Calahorra

MARÍA FÉLEZCALAHORRA.
Catalina Bastida, alcaldesa de Autol, junto a Jacinto Alonso, presidente de la Federación Riojana, y representantes locales y federativos. ::
                         M. FÉLEZ/
Catalina Bastida, alcaldesa de Autol, junto a Jacinto Alonso, presidente de la Federación Riojana, y representantes locales y federativos. :: M. FÉLEZ

Primero fue en Arnedo, después en Rincón de Soto y parece que ahora son más los que se apuntan, en la Rioja Baja, a la hierba artificial para sus campos de fútbol. Y es que, aunque la inversión es importante, son muchos los beneficios que ofrece este tipo de hierba con respecto a la tradicional; el primero, tener la posibilidad de que todo el municipio pueda disponer de las instalaciones sin perjudicar al equipo que disputa competición federativa; el segundo, que el mantenimiento es mucho más barato para los consistorios, y el tercero, que el campo siempre está en condiciones óptimas para practicar el fútbol.

Así, ayer, el consistorio de Autol y la Federación Riojana de Fútbol firmaban un acuerdo por el que en un plazo máximo de 25 días comenzarán las obras para sustituir el actual piso del campo de fútbol por uno de césped artificial de última generación, con la intención de que para el inicio de la nueva temporada el C.D. Autol pueda disputar sus partidos de preferente en el mismo.

«El terreno de juego tenía un estado lamentable y además suponía una cuantía importante para el consistorio en mantenimiento, por eso creímos que era la mejor opción», explicaba ayer Catalina Bastida, alcaldesa del municipio.

Además, así tendrán la oportunidad de utilizar las nuevas instalaciones «los casi 200 chavales que juegan en las categorías inferiores en un total de seis equipos más entre fútbol-11 y fútbol-8 que tenemos funcionando en Autol», añadía Chechu Beltrán, presidente del Club Deportivo Autol.

El importe de las obras ascenderá a 465.000 euros de los que el consistorio autoleño asumirá 200.000 euros mientras la Federación Riojana de Fútbol se hará cargo del resto a través del Consejo Superior de Deportes y el 1% de las quinielas.

Pradejón y Calahorra

Para llegar a este acuerdo ha habido que contar también con las negociaciones que otro municipio estaba llevando a cabo para la misma instalación: Pradejón. Así mientras la Federación colabora con el campo de Autol, será la Consejería de Deportes la que se haga cargo de una parte del presupuesto de la instalación pradejonera.

Pero no serán los únicos campos de hierba artificial que se creen en los próximos meses en La Rioja Baja. Así, según pudo saber ayer Diario LA RIOJA, Calahorra también contará con dos campos de estas características. La ubicación de los mismos ya está definida y será en terrenos adyacentes a las actuales pistas de atletismo en la carretera de Arnedo. Parece que lo artificial se pone de moda en La Rioja Baja.