La aldea de Santa Marina busca la luz

Vecinos y descendientes recogen firmas para instar a las administraciones a que lleven el tendido eléctrico al poblado

PILAR HIDALGO
La mayoría de vecinos de Santa Marina y algunos descendientes firman para que se lleve el tendido eléctrico hasta la aldea. :: V. DOMÍNGUEZ/
La mayoría de vecinos de Santa Marina y algunos descendientes firman para que se lleve el tendido eléctrico hasta la aldea. :: V. DOMÍNGUEZ

Son pocos, pero se niegan a que no se les escuche. Y respaldo tienen. En cerca de dos meses han logrado unas 3.000 rúbricas gracias sólo al boca a boca y piensan reunir muchas más.

Los habitantes y descendientes de Santa Marina, el núcleo poblado que está a más altitud de La Rioja, a 1.243 metros, han emprendido una campaña de recogida de firmas para intentar que las administraciones hagan llegar el tendido eléctrico hasta la aldea.

Consideran que llevan demasiado tiempo sin ver la luz en este asunto. «Hemos estado años transmitiendo nuestra inquietud al Ayuntamiento de Santa Engracia del Jubera, pero ni nos reciben ni median para que consigamos una entrevista con el Gobierno de La Rioja», declara Vanesa Domínguez, secretaria de la Asociación de Amigos de Santa Marina, la entidad que se ha decidido a dar este paso.

En pleno siglo XXI, el día a día en esta pequeña población habitada por 9 vecinos resulta, cuando menos, curiosa. Santa Marina se abastece de electricidad gracias a las placas fotovoltaicas que se colocaron a partir de los 90 en los tejados, ya que conducir un tendido eléctrico hasta este punto tiene un elevado coste económico. Los paneles solares les nutren de energía, pero con limitaciones. «Si sale un día nublado, las baterías no cargan», explica Domínguez, lo que les exige vivir permanentemente en vilo de los designios del astro rey.

El pasado año les propusieron un proyecto que combinaba placas fotovoltaicas y miniaerogeneradores, pero dicen que su alto coste (que aseguran tendrían que abonar íntegro los vecinos para las casas y la falta de ayudas públicas) hacen que continúen con su dependencia del sol. «Reclamamos que el Gobierno de La Rioja traiga el suministro eléctrico hasta Santa Marina, una aldea que al contrario que otras con luz, nunca ha estado deshabitada», esgrime la secretaria de la Asociación de Amigos. En su afán por hacerse oír, continuarán buscando adhesiones a su reivindicación hasta septiembre.

Fotos

Vídeos