La capital se vuelca con el 'Himno a Logroño'

Hasta 200 músicos interpretaron ayer, desde la Concha del Espolón, la canción de 'Mi tierra es La Rioja...'

MARÍA JOSÉ LUMBRERASLOGROÑO.
La capital se vuelca con el 'Himno      a Logroño'

A estas alturas, el 'Himno a Logroño' se habrá oído en situaciones de lo más variadas, pero tantas veces, en tan céntrico lugar, en día grande de fiesta, y de la mano de cerca de doscientos músicos, seguro que no. Hasta ayer.

Porque ayer, y desde la Concha del Espolón, sitio emblemático de la ciudad donde los haya, lo interpretaron formaciones de lo más variadas, desde las gaitas y el tamboril del Grupo de Cervera y Arnedo, a la charanga PK2, desde la Banda Municipal, a los más jóvenes de la Orquesta Sinfónica Collegium Musicum La Rioja y desde el grupo Illo Gronium al Orfeón Logroñés. Será por posibilidades.

El acto constituyó un reconocimiento a un tema, que firman José Manuel Calzada en lo que a letra respecta y Rafael Ibarrula en lo que toca a música, que se ha desprendido de sus autores (hasta ahora sólo sabían de la autoría poco más que sus íntimos) y que ha sido adoptado por buena parte de la sociedad como una canción en la que reconocerse, con la que divertirse y que poder cantar a pleno pulmón.

Desde el escenario de la Concha, ellos dos, Calzada e Ibarrula, preguntados por el conductor del acto, Carlos Santamaría, reconocieron la emoción por lo que le está pasando a la canción. «Mira dónde ha llegado, se ha hecho mayor», apuntaba Ibarrula, quien entendía como la clave del éxito «una música sencilla y una letra preciosa que ha llegado al corazón de la gente».

«Una canción no es de quien la hace, sino de quien la canta», aseguraba Calzada, quien insistía en que pretende realzarse que Logroño «es una ciudad hospitalaria, que acoge a todo el mundo» y animaba a «seguir haciendo verdad el tema».

Repasaron las anécdotas de la creación: que si la idea nació en una quema de la cuba, la de 1993, cuando escucharon el 'Pobre de mí', que el coche de Caja Rioja la difundió y que en Las Gaunas se escuchó lo suyo.

Pero lo suyo fue breve porque el sitio era ayer para los músicos y para sus distintas versiones de la canción que, según dijo más tarde la alcaldesa, Cuca Gamarra, «responde a la manera de ser de los logroñeses».

Y, desde ahora, habrá muchos más músicos que puedan tocar este tema de la forma más fiel a la versión original porque este acto, que supone un reconocimiento oficial para una canción querida, es el colofón a un proyecto que, además, recoge la puesta a disposición de las distintas formaciones musicales de la capital de las partituras adaptadas del tema tras los arreglos realizados por Alfredo Rodríguez. La entrega se llevó a cabo hace unos días, cuando llegaron a reunirse los representantes de más de cuarenta grupos y entidades que, luego, sacarán este tema a la calle.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos