La crisis provoca que las denuncias de maltratadas caigan un 4% en el 2012

El miedo a la falta de atención por parte de la víctima y la dependencia económica son algunos de los motivos de este descenso, según el CGPJ

DANIEL ROLDÁNMADRID.
Inmaculada Montalbán presenta ayer los datos de violencia de género del 2012. ::
                         JUAN CARLOS HIDALGO / EFE/
Inmaculada Montalbán presenta ayer los datos de violencia de género del 2012. :: JUAN CARLOS HIDALGO / EFE

Las denuncias por violencia de género bajaron durante el año pasado. Los tribunales españoles registraron 128.543 casos referentes a esta lacra social, un 4% menos que en el 2011 (5.459 menos). Un descenso que es negativo. No significa que el número de maltratadas haya bajado, sino que las mujeres acuden menos a los juzgados para denunciar. Las raíces de estos motivos son dos. El primero, la dependencia económica que tienen estas mujeres, en su mayoría con hijos. «El actual contexto no favorece en absoluto porque les genera incertidumbre sobre el futuro. No dan el primer paso», comenta Inmaculada Montalbán, vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y presidenta de su Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género. Desde el 2008, año en que se superaron las 140.000 denuncias, se ha producido un descenso medio anual del 2,4%.

El otro factor que provoca esta reticencia para poner una denuncia se encuentra en los recortes. Las mujeres temen que los ajustes llevados a cabo por las diferentes administraciones repercutan en la atención a las vejadas. «Generan intranquilidad», apostilló Montalbán en la presentación de los datos correspondientes al 2012. A pesar de que la vocal del CGPJ se mostró convencida de que todas las instituciones que disponen de competencias en esta materia «mantienen todas las ayudas», la magistrada consideró oportuno la necesidad de que se lance a la sociedad el mensaje de que «se va a atender a todas las mujeres» que den el paso de denunciar a sus maltratadores.

En cuanto a los datos recogidos por el CGPJ en los 106 juzgados exclusivos de Violencia sobre la Mujer y los 355 juzgados con competencias compartidas, destacan que cada día se registraron 352 denuncias de media. Siete de cada diez casos son las propias agredidas, frente al 13,51% derivado de la intervención directa de la Policía y el 11,4 de partes de lesiones. Solo en el 1,26% de los casos los familiares presentaron denuncia, mientras que las presentadas por los servicios asistenciales fueron del 1,70%. Son unas cifras muy parejas a las del 2011.

También se mantuvo el número de renuncias durante la fase de instrucción. En el 2012 se produjeron 15.592, es decir, un 12% de las denuncias presentadas. Esta cifra supone un ligero incremento de un 0,9%. Otro de los datos que se mantiene estable es el de la situación de la mujer: el 55% mantenía la relación en pareja en el momento de solicitar las órdenes de protección. Solo en los juzgados de Violencia sobre la Mujer se solicitaron 34.556 órdenes de este tipo (un 3% menos que en el 2011) y se estimaron el 61% de las mismas.

Derivadas de las órdenes de protección y medidas cautelares, se adoptaron 66.706 iniciativas penales, como la orden de alejamiento (81% de los casos), la prohibición de comunicación (81%) y la prohibición de volver al lugar (15%). Por otra parte, en todos los tribunales españoles se produjeron 50.743 sentencias penales, de las que cerca del 60% fueron condenatorias y el 40% absolutorias, manteniendo la tónica de ejercicios anteriores.

Otro de los datos de la memoria del Observatorio es el bajo número de medidas cautelares que incluyen a los menores. Solo son 2.556 casos, lo que supone en 11,5% del total. Una cifra baja que desde el CGPJ se quiere corregir a través de las unidades de valoración forense integral, unos equipos multidisciplinares para presentar los informes sobre las mujeres y sus hijos. Estos equipos están implantados en todas las capitales de provincia, pero su equipación y servicios difieren de una comunidad a otra. Por este motivo, Montalbán apostó por una unificación de criterios y por un mayor despliegue de estas unidades en otras ciudades porque «su papel es fundamental». «Queremos trabajar en esta línea para evitar tener juzgados de primera y de segunda», señaló la vocal del Consejo General del Poder Judicial.