Homenaje del pleno de Fuenmayor a los vecinos fusilados en 1936

J. C. PULGAR

El Ayuntamiento de Fuenmayor celebró el sábado dos plenos extraordinarios. El primero, multitudinario, fue un homenaje a los fuenmayorenses fusilados en 1936. En el otro se aprobó la adhesión del Ayuntamiento al convenio para aplicar los ingresos de derecho público (recaudación).

El primero se celebró para reponer de forma honorífica en su cargo al único concejal del ayuntamiento republicano asesinado tras el levantamiento militar que dio origen a la Guerra Civil, y en cuyo honor se dejó un asiento vacío. Asimismo, se homenajeó a la memoria de los otros 32 vecinos del pueblo fusilados aquel año.

En el pleno, celebrado a petición de la asociación 'La Barranca' para la preservación de la memoria histórica, se leyeron la declaración institucional aprobada por el Parlamento de La Rioja y otra preparada el efecto por el equipo de gobierno municipal.