Clausurada una empresa de seguridad, a cuyo gerente se le imputa por intrusismo

J. I. G.LOGROÑO.

La empresa de vigilancia, TADSA, S.L., que opera en Logroño desde el 2002, ha sido clausurada al carecer de los permisos legales precisos. En el operativo policial desplegado, se procedió a imputar a un varón de 59 años y vecino de Logroño como responsable de la misma al que se culpa por un presunto delito de intrusismo profesional, según ha podido saber Diario LA RIOJA.

Esta imputación es consecuencia de las constantes comprobaciones que ha llevado a cabo el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil en La Rioja, para dar cumplimiento a la Ley de Caza de La Rioja. En una de estas inspecciones, se constató que la citada empresa de seguridad, que presta servicio de vigilancia y guarderío en un coto de caza privado de Alfaro, no se encuentra inscrita en el registro de empresas de seguridad ni posee personal cualificado ni habilitado para prestar estos servicios. Pese a ello, se publicitaba en una página web ofreciendo sus servicios de seguridad. Cuando los agentes solicitaron las actas de las batidas llevadas a cabo en este coto, se pudo comprobar que una de ellas había sido firmada por el gerente de dicha empresa en calidad de guarda director de la batida, aunque carecía de título.