El Alfaro enseña los galones

El líder pasa con mucha solvencia por La Ribera, donde pudo marcar más goles

CARLOS FERRERLOGROÑO.
Abel intenta controlar el balón ante José Carlos, autor del cuarto tanto alfareño, con Víctor atento.  ::                                                SONIA TERCERO/
Abel intenta controlar el balón ante José Carlos, autor del cuarto tanto alfareño, con Víctor atento. :: SONIA TERCERO

El Alfaro, sin abrumar ni dominar claramente la contiende, se fue de La Ribera con la labor hecha, con cinco goles más en su casillero y dando la sensación de poderío de un líder que se sigue manteniendo arriba con mucha solidez.

No es que fuera un partido en el que sólo hubo un equipo, no, pero mientras que al Villegas la costaba muchísimo llegar a la portería de Pablo, sobre todo en el segundo tiempo, los alfareños conseguían buenas jugadas para hacer trabajar a fondo a Santi en varias ocasiones.

Una falta en la frontal del área local dejó el primer gol visitante a los diez minutos de partido. Joseba lanzó de forma magistral y el balón quitó las telarañas de la escuadra izquierda de la portería. Parecía que el Villegas iba a dar la réplica, cuando Cosmin transformó el penalti de Joseba sobre Héctor. Pero fue un espejismo. Para la media hora el Alfaro marcaba su segundo tanto, obra de Losa tras un toque certero de Romanos. Antes, Santi se había lucido ante otro lanzamiento del omnipresente Joseba, que finalizó el primer tiempo tocado.

En el segundo tiempo, tras otro paradón de Santi a disparo cercano de Cabrera, hubo unos minutos de inanición por ambas partes. El Villegas dominaba el centro del campo, pero no llegaba.

Salió Omar y en el sesenta y cinco, escorado hacia la izquierda, conectó un gran zurdazo y dejó sentenciado el encuentro. José Carlos cabeceó a la red en el cuarto, y, por último, en la jugada más bonita de la tarde, en la que tocaron hasta cinco jugadores alfareños, Escudero chutó por el centro a puerta, el balón dio en un defensa, lo que hizo inútil la estirada de Santi.

Un bonito gol para refrendar la superioridad del líder, que ayer enseñó sus galones a la hora de buscar al marco rival y golear.