Un escudo protector imborrable

La solución de marcaje forense fija una 'huella' única e invisible al ojo en objetos de valor o 'tiñe' durante semanas al asaltante de un local El Grupo Osaba comercializa en España un sistema de seguridad de ADN sintético

ROBERTO GLEZ. LASTRALOGROÑO.
Juan Antonio Osaba realizó una demostración-presentación del ADN sintético. ::                         MIGUEL HERREROS/
Juan Antonio Osaba realizó una demostración-presentación del ADN sintético. :: MIGUEL HERREROS

Una huella imborrable para impedir los robos mediante el marcaje forense de los objetos o para resolver un delito gracias a la marcación ultravioleta del asaltante. La empresa riojana Masscomm Innova (del Grupo Osaba) y su socio Grup Camos presentaron ayer en Logroño el ADN sintético, una sorprendente tecnología de seguridad que «fue desarrollada y patentada en el 2004 por la empresa británica Selecta DNA», según detalló el responsable de ésta, James A. Brown.

«No hay un bote igual, jamás, cada uno tiene un ADN específico y una numeración única, además sólo puede verse con luz ultravioleta o un microscopio, lo que provoca un efecto disuasorio en los delincuentes», explicó ayer Juan Antonio Osaba, responsable de Masscomm Innova, la firma que junto a su socio Grup Camos va a comercializar en España la sorprendente tecnología, que ya han incorporado a su protección tanto particulares como empresas de La Rioja.

En los objetos sometidos al marcaje forense queda una huella única e irrepetible. «El ADN sintético ha logrado en aquellos países donde se ha extendido su uso una reducción de los robos del 85% en el ámbito industrial y del 20% en el doméstico», destacó Osaba.

Frente al robo de bienes, la novedosa tecnología ofrece dos productos: el Selecta DNA Kit cola microdot, de ámbito doméstico; y el Selecta DNA Trace, destinado al uso industrial. En el primer caso, el cliente adquiere, por 113 euros, un pequeño bote que contiene la fórmula de ADN sintético único con micropuntos, una huella que sólo es visible bajo luz ultravioleta y que le servirá para marcar entre 50 y 200 objetos -joyas, relojes, móviles, ordenadores, televisores...-; y un código pin, único e intransferible, para acceder a la web y registrar en la base de datos el inventario completo de los bienes marcados. Este sistema, anunciado con pegatinas similares a las de las alarmas, produce un efecto disuasorio entre los delincuentes

Seis meses en la ropa

El Selecta DNA Trace, de uso industrial, permite marcar motores, cables de cobre, infraestructuras... «Su duración y resistencia son extremas: se mantiene durante 25 años en el exterior y soporta hasta 1.000 grados de temperatura», detalló Osaba.

A partir del año 2008, la evolución de la tecnología propició nuevos usos, y productos, entre otros el Spray Intrusos de Selecta ADN, muy extendido ya en bancos, joyerías, estaciones de servicio, comercios y viviendas de numerosos países. Una vez activado el sistema, un dispositivo vaporiza una ráfaga de la solución forense, que contiene el marcador ultravioleta y un código único de ADN, que impregna al delincuente. Invisible a simple vista e inofensivo, el marcador ultravioleta y el ADN sintético permanecerán en la piel del asaltante, por mucho que se lave, durante al menos tres semanas; y en las fibras de sus prendas de vestir, hasta seis meses.

La empresa británica también ha desarrollado la Grasa Selecta DNA, especial para la protección de diversos materiales (tuberías de cobre, cuadros eléctricos que pueden ser saboteados, etc...), que marcan al delincuente si lo toca.

«Al final es prevención, porque lo que queremos es que no nos roben», coincidieron Osaba y Brown.