Fallece Charles Durning, un secundario estelar

Su físico rotundo apareció en más de 200 películas y series de televisión

OSKAR BELATEGUIMADRID.
Jack Klugman. ::
                         AFP/
Jack Klugman. :: AFP

Su nombre quizá no diga mucho, pero si se ha vivido en el planeta Tierra las últimas cuatro décadas resulta inevitable haber visto una película con Charles Durning. El agente corrupto de 'El golpe'; el policía que negocia con Al Pacino en 'Tarde de perros'; el enamorado de Dustin Hoffman en 'Tootsie'; el gobernador de 'La casa más divertida de Texas'; el magnate de 'El gran salto'... 'Los Angeles Times' encabezaba ayer su necrológica en la edición digital con el título de 'king of character actors', el rey de los actores secundarios durante los 70 y 80, capaz de resultar tan creíble como coronel nazi y en la casulla del papa Juan XXIII.

Durning falleció el pasado Día de Nochebuena en su casa de Manhattan por causas naturales, según reveló su agente. Tenía 89 años y todavía seguía en activo. «Si quieren que me vaya tendrán que echarme», amenazaba en una entrevista en el 2008. Un vistazo a la web IMDB.com -la 'biblia' de las filmografías- revela 207 producciones entre largometrajes y series de televisión. Su último título, todavía en rodaje, es un 'thriller' sobre asesinos en serie que no augura nada memorable, 'Scavenger Killers'. Las enciclopedias recogen sus dos candidaturas a un Oscar que nunca ganó: por cantar y bailar en 'La casa más divertida de Texas' en 1982 y al año siguiente por su tronchante jerarca alemán en el 'remake' de 'Ser o no ser' que firmó Mel Brooks. Curiosamente son dos papeles cómicos, minoría en una carrera donde Durning -a pesar de ser cinco veces Santa Claus- emanó autoridad cuando no fiereza.

Adiós a Jack Klugman

Ayer el mundo del cine también despidió a Jack Klugman, la estrella de televisión que interpretó a un descuidado periodista deportivo en 'La extraña pareja' (The Odd Couple) y a un duro examinador médico en 'Quincy, ME', falleció el lunes a los 90 años en Los Ángeles, según confirmó ayer su familia. En concreto, el abogado de Klugman, Larry Larson, afirmó que el actor murió tranquilamente en su casa situada en el barrio Northridge, en Los Ángeles (suroeste de Estados Unidos), acompañado por su esposa, Peggy.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos