Siempre se puede soñar con ganar

Un Naturhouse mermado busca hoy el milagro en Barcelona, donde nunca en la historia ha puntuadoA la ciudad Condal no viajará Capote y Víctor Hugo es seria duda, aunque irá con la expedición a continuar su trabajo fisioterapéutico

MARTÍN SCHMITT MSCHMITT@DIARIOLARIOJA.COMLOGROÑO.
Canteranos. Arturo Martínez pasa el balón ante la marca de Cuartero, mientras Jon Ramiro trata de hacer un bloqueo. ::                                                DÍAZ URIEL/
Canteranos. Arturo Martínez pasa el balón ante la marca de Cuartero, mientras Jon Ramiro trata de hacer un bloqueo. :: DÍAZ URIEL

El Naturhouse nunca ha ganado al FC Barcelona; de hecho, nunca ha puntuado ante un grande. Y hoy el encuentro que se jugará en el Palau Blaugrana (21.00 horas, por Teledeporte) no invita al optimismo. En Logroño se ha quedado Rafa Da Costa Capote -además de los lesionados de larga duración como Unai Arrieta (que ayer hizo físico con el resto de la plantilla), Ales Silva y Rubén Garabaya- uno de los jugadores más tocados de la plantilla que necesita parar unos días para la final ante el Ademar, el próximo sábado. Y a la ciudad Condal han viajado un tocadísimo Marko Curuvija, un golpeado Niko Mindegia, unos tocados Jorge Luis Paván y Pedro Rodríguez, e incluso Víctor Hugo López, que aunque no jugará seguirá el trabajo con el fisioterapeuta del equipo, Xenxo Díaz.

Por eso, hoy es uno de los días menos pensados para creer que esta renovada versión del conjunto franjivino pueda dar la sorpresa en Barcelona. Sin embargo, este equipo franjivino es entrega absoluta, amor propio en estado puro. A una plantilla que ya no puede más (llevan jugados 7 partidos en 21 días, con cinco victorias y dos derrotas -ante el Cuenca de visitante y frente a la Vojvodina, en Novi Sad-), se ve que le gusta la marcha. Y si viajan a Barcelona es para ganar. Porque si hay un equipo capaz de dar una sorpresa, ese es el Naturhouse, tercero en la Liga Asobal y clasificado en Europa y en la Copa del Rey.

Jota González, acostumbrado a la cautela, es consciente de la entidad del rival al que se visita esta noche. «Vamos muy contentos por lo que hemos hecho hasta ahora, pero tenemos el problema de las lesiones que nos persigue todas las semanas. Además, nos enfrentamos a un equipo que está en el mejor momento de la temporada, arrasando en la Champions y en la Liga», dijo el entrenador. «Y su objetivo es no perder ningún partido de Liga, porque de esta manera ganarían la competición aún perdiendo contra el Atlético de Madrid en la segunda vuelta».

La planificación inicial del cuerpo técnico franjivino era dar descanso a los más tocados. Por tal motivo, al autobús con dirección a Barcelona se subirán el extremo Arturo Martínez, el primera línea Dani Tolmos, el pivote Jon Ramiro y el portero Javi Romeo. Posiblemente también viaje Álvaro Bozalongo.

A su juicio, para jugarle a un equipo como el Barça hay que hacerlo sin abandonar su estilo propio, «con nuestras armas». «Nuestro problema es la defensa, pero tenemos que jugarle con mucha movilidad. Es un equipo que defiende muy bien el uno contra uno y como le juegues estático te terminan pitando pasivo», observó el técnico. «Y no tienen ningún punto débil. No hay que equivocarse porque cada error es un gol de contraataque».

Tras su triunfo ante el Atlético de Madrid, la visita del equipo de Jota González es una nueva piedra de toque para un equipo que suma 23 victorias en otros tantos encuentros oficiales desde que comenzó la temporada. El técnico azulgrana Xavi Pascual, que ante el Atlético dio descanso al lateral Mikel Aguirrezabalaga y al extremo Juanín García podría recuperarlos para el encuentro de mañana, ya que debe efectuar obligatoriamente dos rotaciones en la plantilla.

La nota negativa es la baja del pivote sueco Magnus Jernemyr, con una discopatía cervical y que estará de baja unas cuatros semanas. Además, el extremo Martín Stranvosky, con una capsulitis en la mano derecha y el pivote francés Cedric Sorhaindo, con un esguince en el tobillo derecho, son duda para hoy.