El Congreso rubrica su apoyo a la Cultura del Vino como Patrimonio de la Humanidad

Los grupos de la Mesa de Agricultura avalan la declaración conjunta de PP y PSOE riojanos para impulsar la candidatura ante la Unesco

LUIS JAVIER RUIZ LJRUIZ@DIARIOLARIOJA.COMLOGROÑO.
El Congreso rubrica su apoyo a la Cultura  del Vino como Patrimonio de la Humanidad

La Comisión de Agricultura del Congreso de los Diputados fue unánime: la Cultura del Vino debe formar parte del Patrimonio de la Humanidad. Ese fue el resultado de una propuesta de declaración que, con neta denominación de origen riojana, se abordó y aprobó en Madrid y que viene a respaldar la iniciativa gestada el pasado mes de septiembre en Briones de la mano de la 'Association for Culture and Tourisme Exchange'(ACTE), presidida por el riojano Santiago Vivanco.

Aquel primer paso de esta carrera de fondo ha ido sumando apoyos y el último lo logró en la tarde de ayer con la rúbrica de los portavoces de todos los grupos parlamentarios. Una unidad que, también desde La Rioja, se gestó en la redacción del texto, como reconocían ayer Conrado Escobar (PP) y César Luena (PSOE). «Hay que consolidar y reconocer la cultura del vino y por eso recogemos esta propuesta de la ACTE para relanzar la candidatura», explicaba desde el Congreso Luena. «Es un espaldarazo a lo que supone el vino en la historia de La Rioja, y de la humanidad», completaba, también desde Madrid, Escobar.

Historia, cultura, economía...

El texto de la declaración recorre la historia del vino remontándose a las culturas egipcia, griega y romana para justificar que «sin la presencia de la vid y del vino no puede entenderse nuestra cultura occidental»; recuerda que en España existen 90 Denominaciones de Origen y 41 Indicaciones Geográficas Protegidas y que «no se pueden entender gran parte de nuestros territorios sin pensar en sus viñedos»; y completa el peso histórico, social y cultural del vino en el peso económico y laboral que conlleva en muchas regiones. «En definitiva, la vid y el vino, representan el sólido nexo que se adentra en la más remota historia hasta definir una profunda y pujante cultura que une a pueblos y territorios de cualquier lugar del mundo, forma parte esencial de sus expresiones artísticas y está asociado en sus formas de consumo a valores positivos como la sociabilidad y la moderación», completa una declaración que se cierra con el «apoyo expreso» del Congreso de los Diputados para que «la Cultura del Vino sea declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco».

PP y PSOE, de la mano

«El trabajo no ha sido fácil», aseguraba Escobar a la hora de recordar cómo se gestó la propuesta de declaración y las negociaciones entre socialistas y populares riojanos, «pero se ha alcanzado el acuerdo, se ha leído y ha recibido la firma de todos los portavoces. Todos han trabajado mucho en un texto que es un gesto simbólico pero que es importante». Desde la bancada socialista, similar interpretación: «Es la manera en la que hay que hacer estas cosas. En asuntos como estos es obligatorio ir de la mano», indicaba Luena, que confiaba en que el apoyo del Congreso no sea sino «un elemento potente, que venga bien y que, ojalá, sirva para que la Unesco lo reconozca».

La declaración aprobada ayer por el Congreso de los Diputados se suma a la relativa al paisaje del vino. El pasado miércoles los consejeros de Cultura de La Rioja y País Vasco firmaron un protocolo de colaboración para presentar una candidatura conjunta a la lista de bienes culturales considerados patrimonio mundial por la Unesco, bajo el título de 'El paisaje cultural del vino y el viñedo de La Rioja y La Rioja Alavesa'. Una coincidencia temporal que no pasó desapercibida ni para Luena ni para Escobar, que destacaron la importancia de ambas propuestas para la región.