Todos los santos... y muchos turistas

Turismo cultural, enológico y gastronómico, grandes atractivos de la zona para los foráneos Las localidades de La Rioja Alta reciben durante este 'puente' un importante número de visitantes

CRISTINA VALDERRAMASANTO DOMINGO/HARO.
Ezcaray, Santo Domingo y Haro, unos de los destinos preferidos. ::          J.A./C.V/
Ezcaray, Santo Domingo y Haro, unos de los destinos preferidos. :: J.A./C.V

Todos los Santos...y muchos turistas. No cabe hablar de avalancha, ni siquiera de multitudes, pero sí de un número importante de visitantes que ha animado el, por otra parte, 'puente' auspiciado por el triste día de los difuntos.

En Ezcaray, 'Primera Villa Turística de La Rioja' se ha notado «mucha animación», como refiere Marta Peña desde la Oficina de Turismo. De hecho, el jueves, al abrir sus puertas, se encontró con que ya había gente esperando. Esto tiene sus cifras: ese día se atendió a 324 personas, la mayoría procedentes del País Vasco (132) y Madrid (114).

La ocupación hotelera también arroja buenas cifras. En el hotel Echaurren, por ejemplo, roza el 80%, un 15% inferior a la del 'puente' del Pilar. Refiere Francis Paniego desde el establecimiento que «hace ocho años, aproximadamente, nuestra empresa cerraba por vacaciones durante el mes de noviembre, que tradicionalmente era un mes flojo, pero poco a poco fuimos detectando la fuerza del otoño en la Rioja y, en concreto, en Ezcaray. Por eso decidimos cambiar y creo que hemos acertado».

También las calles de Santo Domingo de la Calzada se han animado mucho. Desde la Oficina de Turismo, Pedro Miguel Rojas pone de manifiesto que «el 'puente' está resultando mejor de lo previsto», con una presencia de turistas que ya se hizo notar a partir de la tarde del jueves. La mayoría procedían de Madrid, Cataluña, Navarra, Castilla y León y País Vasco.

El director de los dos paradores de Turismo de la ciudad calceatense, José Antonio Marchena, cifra en torno al 92% la ocupación en ambos establecimientos, tres puntos por debajo de la del año 2011, cuando el día 1 cayó en martes. «En fechas puntuales como ésta, las ocupaciones se mantienen con respecto al año anterior, pero en el resto se está produciendo un descenso», dice.

Turismo enológico

Por otra parte, el turismo enológico continúa teniendo tirón en Haro. Si en el 'puente' del Pilar, en plena vendimia, las bodegas tenían todos los grupos completos semanas antes, para este 'puente' ha pasado lo mismo. El barrio de la Estación hervía ayer de actividad fuera y dentro de las bodegas. Firmas centenarias como López de Heredia tenían una gran lista de espera y otras como Muga llegaron a ofrecer ayer hasta once turnos de visitas, con todas completas.

El barrio de la Estación es el principal atractivo de Haro. Junto a las mencionadas se encuentran también bodegas como CVNE, La Rioja Alta, Roda, Gómez Cruzado o Bilbaínas. Y el turista que acude a una, se pasea por todas para ver su arquitectura exterior y empaparse de la cultura del vino.

Ese flujo de turistas que pasean por el barrio se acerca también a Haro. A media mañana la ciudad estaba animada y, en mayor o menor medida, comercios y restaurantes lo notan. Hoteles como Arrope o Los Agustinos, en el centro de Haro, tenían el fin de semana completo.

Como viene siendo habitual, Madrid, Barcelona y País Vasco emiten el mayor número de turistas. Pero sí parece que el cliente que viene gasta con menos alegría que en otras ocasiones. Las ventas de vino se mantienen, aunque reconocen que los clientes optan por gamas más bajas.

Y en los restaurantes se nota un descenso respecto a años anteriores. En uno de los más populares, Terete, aseguran que las ventas han bajado alrededor del 20% respecto a otros años. Eso sí, «el cliente que viene gasta incluso más», asegura su propietario. También en La Herradura y los bares de la plaza de la Paz se nota más ambiente en este puente.