Escapar-Artes

Doce comercios logroñeses brindan sus escaparates al arte de factura riojana gracias a la 'Shopping Experience' Calvo Sotelo y sus calles vecinas presumen esta semana de una singular galería de arte

ESTÍBALIZ ESPINOSALOGROÑO.
Rafael Lafuente. El fotógrafo riojano expone su propuesta, ‘Cámara Oscura’, en Doctores Castroviejo, 12../
Rafael Lafuente. El fotógrafo riojano expone su propuesta, ‘Cámara Oscura’, en Doctores Castroviejo, 12..

«¿Cansado de ser mortal? Se vende la vida eterna. Pruébala y si no estás satisfecho, en quince días te devolvemos tu mortalidad». El anuncio se puede leer sobre grandes vinilos que cubren el escaparate del número 3 de Ciriaco Garrido. Un guiño del tándem artístico 'Dosermanos' que busca dinamizar el sector comercial de Logroño en clave 'shopArt'.

La iniciativa forma parte de la 'Shopping Experience' puesta en marcha por el Ayuntamiento de Logroño y la Cámara de Comercio de La Rioja, y que esta semana está llenando de ofertas, actividades, presentaciones, talleres y degustaciones el comercio de la capital. Y también de arte, ya que una docena de comercios actualmente cerrados han brindado sus escaparates como espacios expositivos a distintos autores riojanos, concretamente a Carlos López Garrido, 'Dosermanos' (Diego Pérez y Chechu León), Carlos Corres, Carlos Rosales, José Carlos Balanza, Ana Sanz, Chechu Ciarreta, Demetrio Navaridas, Jesús Rocandio, Rafael Lafuente, 'Blur Arquitectura' (Octavio Pérez) y Periférica 33 (Víctor García, Aurora León, José Miguel León y Martín Sáez).

Las disciplinas más diversas asoman a través del cristal en forma de proyecciones, fotografías, pinturas, dibujos, instalaciones..., trasformando la zona comercial de Logroño en una singular galería de arte. Los proyectos se concentran en la calle Calvo Sotelo y en las vecinas Doctores Castroviejo, Ciriaco Garrido y Duquesa de la Victoria, un radio de acción cómodo de recorrer y con sorpresas camufladas entre el ritmo urbano cotidiano.

Artistas como Carlos López Garrido y Ana Sanz utilizan el escaparate a modo de lienzo pictórico. El primero, para trasladar al número 5 de Doctores Castroviejo la iglesia de San Bartolomé, un anacronismo espacial y temporal donde lo único que no cambia es la realidad pictórica. Sanz lo hace con un sugerente paisaje irreal con connotaciones marinas. La fotografía cobra nuevas dimensiones de la mano de Jesús Rocandio, quien la combina con elementos orgánicos (piedras, ramas, hojas) para recrear un bosque, y de Rafael Lafuente, cuyo collage de fachadas urbanas recorre la cristalera de Doctores Castroviejo, 12.

La de Octavio Pérez es una invitación para comerse... Logroño. Él ha puesto la mesa en Duquesa de la Victoria, 26 y en el plato sirve una digestiva macedonia a partir de imágenes proyectadas de la ciudad. 'Periférica 33', por su parte, vende sueños desde la que fue tienda de descanso 'Somnium' (Calvo Sotelo, 17-19). Su dormitorio invita no sólo a dormir, sino también a soñar.

En la misma calle, en el número 31, Carlos Rosales intenta equivocarse un poco mejor con su instalación 'Error'. Para ello ha forrado el comercio con plástico burbuja, advirtiendo con decenas de carteles de lo 'frágil' del contenido. Chechu Ciarreta también integra su obra -'Tiempo relativo'- en el propio escaparate, donde proyecta máscaras realizadas con porciones de rostros humanos en movimiento.

A través del diseño y la tipografía, Carlos Corres busca una nueva realidad con su 'Suite nº 1 Op. 12/Globartia in vitro', protagonizada por un enorme conejo blanco.

Por último, y para disfrutarlo en horario nocturno, el vídeo arte de Demetrio Navaridas y José Carlos Balanza (en Calvo Sotelo 34 y 38). A modo de caleidoscopio, el primero reproduce imágenes fragmentadas y multiplicadas por el efecto de los espejos mediante una retroproyección de arenas y partículas metálicas. Balanza reflexiona sobre 'La intención' a través de una mano que traza con un lápiz los deseos intuidos, los que desatan las intenciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos