El toro toma la palabra

Se reinicia la feria taurina con una corrida concurso de ganaderías con varias de las divisas más prestigiosas del campo bravo español 'El Fundi', que se despide de Logroño, Barrera y Castaño forman el cartel

PABLO GARCÍA MANCHALOGROÑO.
La Quinta. Número 56. 'Chocolatero'. ::
                         L.R./
La Quinta. Número 56. 'Chocolatero'. :: L.R.

Comienza esta tarde (18 horas) la segunda parte de la Feria Taurina de San Mateo con la corrida concurso de ganaderías y con el protagonismo máximo del toro y de la suerte de varas, ejes fundamentales de este tipo de festejos. El año pasado se realizó por vez primera un certamen de estas características y el éxito logrado ha animado a la 'Casa Chopera' a repetirlo, pero dando un salto de calidad con la presencia de varias ganaderías que será un lujo poder lidiar en Logroño en estos años del monoencaste y de la desaparición de los ruedos de troncos ganaderos fundamentales para comprender la historia y evolución del toro de lidia.

Así, regresa a La Rioja un toro de Partido de Resina, es decir Pablo Romero, representante de una estirpe absolutamente única y que por diferentes problemas vive prácticamente apartada de las grandes ferias. Los toros guapos de Pablo Romero llaman la atención por su hondura e impresionante estampa. Otro hierro al que se espera con ilusión es al de Victorino Martín, que acaba de lidiar una buena corrida en Logroño y que regresa con un ejemplar diferente al anunciado en un primer momento. Así, el astado que finalmente competirá sobre el ruedo logroñés será el imponente 'Mojonero', número 158, que sustituye a 'Gallatero'. La Quinta (Santa Coloma), Guardiola (Villamarta), Puerto de San Lorenzo (Atanasio-Lisardo) y Torrealta (Juan Pedro Domecq) serán el resto de divisas que entren en liza.

Los toreros

Frente a ellos se anuncian José Pedro Prados 'El Fundi', Antonio Barrera y Javier Castaño. El primero de ellos se despedirá de la afición de Logroño en lo que está siendo su último año en los ruedos; Antonio Barrera tendrá que justificar su presencia en la feria y Javier Castaño está realizando una temporada extraodinaria con triunfos tan importantes como la tarde histórica que protagonizó en Nimes ante seis toros de Miura.

La corridas concurso se celebran con un reglamento especial en el que se marca en el ruedo la zona donde deberá moverse el picador para citar y ejecutar la suerte de varas, diametralmente opuesta a las salidas de toriles y delimitada por la circunferencia mas próxima a las tablas y dos líneas radiales, formando una figura parecida a la silueta de una cerradura. En el caso de que un toro sea devuelto, el sobrero que lo reemplace no entrará en competencia con el resto de los toros.