La ermita y la torre, para todos

Una nueva rampa facilita el acceso a los puntos turísticos de la plaza del Santo

DIEGO MARÍN ABEYTUA
En la plaza del Santo se construye una rampa de acceso a la torre. ::                         D.M.A./
En la plaza del Santo se construye una rampa de acceso a la torre. :: D.M.A.

Todavía existen barreras arquitectónicas. A veces, el lugar más transitado es a la vez el de más difícil acceso, al menos para las personas de movilidad reducida. Hasta hace poco la plaza del Santo de Santo Domingo de la Calzada era uno de esos lugares. Situada en el centro histórico de la localidad, en apenas unos metros cuadrados se juntan la catedral de El Salvador, la exenta torre catedralicia, la ermita de la Virgen de La Plaza y el parador, además de la calle Mayor, por la que transcurre el Camino de Santiago.

Conscientes del tráfico rodado y peatonal que soporta la plaza del Santo, y de que el acceso a la torre y a la ermita solo era posible salvando tres escalones de piedra, el Ayuntamiento de Santo Domingo ha realizado una obra de acondicionamiento. Siguiendo el hilo de la reparación de las baldosas defectuosas en el pavimento de calles del casco antiguo calceatense, como Pinar y Cristo, se ha habilitado una rampa en la plaza del Santo para facilitar el acceso a todas las personas a la torre y a la ermita. Así, aquellas personas que por problemas de barreras arquitectónicas no podían visitar o tenían esa dificultad en el acceso a los puntos turísticos clave de Santo Domingo ya lo tienen más fácil. La rampa, construida en piedra de sillería, en palabras del Consistorio calceatense «conserva todo el atractivo turístico respetando la piedra y su entorno histórico».

El Ayuntamiento ha adjudicado la obra a la empresa Hermes Guillén por un valor de 5.499,98 euros (IVA incluido), que trabaja en la intervención desde hace días. El consistorio calceatense estima que la obra se finalizará «en apenas una semana». La empresa adjudicataria está especializada en la rehabilitación de patrimonio histórico riojano y ya participó hace años en la restauración de la torre.

A la rampa, además, se añadirá una barandilla de sujeción para la seguridad de los ciudadanos que la usen, sin romper el estilo arquitectónico del entorno, explica el Ayuntamiento. Esta intervención urbanística completa las acciones emprendidas por el taller de empleo y formación en cantería y albañilería Calceatense IV en el 2008, cuando comenzaron a eliminar barreras arquitectónicas en diversas aceras y calles de la localidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos