El gobierno húngaro condena los insultos

AGENCIAS.

El gobierno húngaro condenó «profundamente» ayer los insultos y el comportamiento antisemitas de los aficionados de su equipo nacional durante el partido amistoso contra Israel (1-1) que se disputó el pasado 15 de agosto, si bien afirmó que no son contrarios a la ley. Diversos aficionados húngaros profirieron insultos como «putos judíos» o «Viva Mussolini».