El Clavijo refuerza su apuesta por la juventud con el alero Joan Tomàs

El jugador, de 20 años, militó el pasado curso en el filial del Juventut y coincidió con Sala en el Europeo U-20 de Bilbao

V. SOTOLOGROÑO.
Decisión. Joan Tomàs intenta una penetración en el pasado Europeo U-20 en Bilbao. ::                                                EFE/
Decisión. Joan Tomàs intenta una penetración en el pasado Europeo U-20 en Bilbao. :: EFE

El Knet Clavijo ya tiene casi cerrada su plantilla. Necesitaba un alero y un jugador más en la pintura y ya tiene al primero. Se trata de Joan Tomàs, un joven jugador mallorquín, procedente de la cantera del Juventut, y al que Jesús Sala ya había tenido bajo sus órdenes en la selección española U-19.

Con 2,02 metros de altura y 20 años de edad, una de las principales virtudes del jugador es la defensa. Como contrapartida, la falta de experiencia en Adecco Oro (aunque debutó en ACB con 16 años en la 'Penya'), algo que no tiene demasiada importancia para el técnico del conjunto riojano, Jesús Sala.

«Se trata de un jugador joven y que creo tiene aun un gran margen de mejora», explica el entrenador. «Le conozco de la selección y de su presencia en el Prat. Es un alero alto, con buena capacidad defensiva, ayuda al rebote y tiene condiciones para adaptarse al juego rápido que queremos buscar un año más», lo define Sala. Y también sabe atacar. «Es un buen jugador en el uno a uno y es capaz de hacer daño cerca del aro cuando le defiende un jugador más bajo», incide

El año pasado, en Plata, acabó la temporada regular con una media de 9,4 puntos por partido y 4 rebotes. Una inoportuna lesión le impidió seguir progresando, por lo que ahora tratará de resarcirse y volver a su mejor nivel en el Palacio de los Deportes.

Jóvenes con futuro

El fichaje de Joan Tomàs, que será presentado esta mañana, es una muestra más del compromiso y la apuesta clara del club riojano por los jóvenes valores. Incapaces de competir con otros equipos por nombres más consagrados, el Knet ha buscado en los jóvenes más descollantes su forma de competir. Este verano, han llegado para reforzar al equipo Mikel Úriz, de 22 años, Nikola Rakocevic, de 21, y el pívot mexicano Jaime Serna, también de 22.

«Está claro que andaremos algo mas cortos de experiencia que otros años pero también tendremos mayor capacidad de progresión, más nivel físico y creo que podemos generar una química positiva para el grupo», asegura Sala. «Creo en Joan Tomàs como jugador y espero poder ayudarle, igual que a otros, a dar un salto en su juego», concluye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos