El Gobierno no prorrogará el Plan Prepara de ayuda a los parados que acaba en agosto

El Ministerio de Empleo considera que el nivel de inserción laboral que logra el programa para los desempleados es muy bajo, solo el 6%

AMPARO ESTRADAMADRID.
El Gobierno no prorrogará el Plan Prepara  de ayuda a los parados que acaba en agosto

El Gobierno no prorrogará el Plan Prepara, que acaba a mediados de agosto, y ya se lo ha comunicado a los sindicatos. Este plan consiste en una ayuda excepcional de 400 euros durante seis meses a los parados que reúnen ciertas condiciones y que participan en un itinerario personal de inserción o formación en los servicios públicos de empleo con el objetivo de facilitar que encuentren empleo.

El nivel de inserción laboral de los parados acogidos al Plan Prepara es del 6%, una tasa muy baja a juicio del Ministerio de Empleo que demuestra la ineficacia del Plan, según fuentes consultadas. Esta es la razón que aduce el Gobierno para no renovarlo, algo que es contestado por los sindicatos. La secretaria de Empleo de Comisiones Obreras, Paloma López, afirma que el Plan Prepara es un «éxito» y recuerda que el porcentaje de intermediación laboral de los servicios públicos de empleo (porcentaje de parados a los que les encuentran trabajo con sus gestiones) es inferior al 3%. UGT afirma que la supresión del Plan Prepara dejará sin cobertura económica a 600.000 parados cada año condenándolos «de forma irremediable a la pobreza».

Los beneficiarios del Plan Prepara desde febrero del 2011 hasta el 30 de abril del 2012 han superado los 411.000, según el número acumulado de solicitudes aprobadas. Las solicitudes registradas durante ese periodo ascendieron a 479.000, pero fueron denegadas más de 65.000.

Por comunidades autónomas, donde más beneficiarios se registraron en este programa de recualificación fue Andalucía, con más de 100.000. Le siguen Cataluña, con 55.863; Comunidad Valenciana, con 45.023; Madrid, con 34.000; Canarias, con 31.365; Castilla-La Mancha, con 24.971; Galicia, con 22.250; Castilla y León, con 17.923; Murcia, con 17.133; Extremadura, con 15.861; Aragón, con 9.592; País Vasco, con 8.689; Asturias, con 7.572; Illes Balears, con 7.021; Cantabria, con 5.729; Navarra, con 4.230; La Rioja, con 2.037; Ceuta, con 1.253; y Melilla, con 659.

La última prórroga del Plan Prepara ha permitido que los desempleados que agotaran sus prestaciones desde el 16 de febrero hasta el 15 de agosto del 2012 pudieran recibir esta ayuda durante seis meses. La renovación hubiera beneficiado a nuevos parados a partir del 16 de agosto, no a los que ya lo estuvieran percibiendo.

Para tener derecho a los 400 euros hay que estar inscrito como demandante de empleo -por extinción de la relación laboral-, haber agotado la prestación o el subsidio por desempleo -antes del 15 de agosto del 2012 inclusive-, no tener derecho a prorrogar la prestación ni el subsidio ni a beneficiarse de ninguna otra ayuda por desempleo, no haber cobrado con anterioridad ninguna prestación de este tipo -por ejemplo, el PRODI, el anterior plan Prepara o la Renta Activa de Inserción-, y tener una renta inferior al 75% del salario mínimo interprofesional -es decir, menos de 480,75 euros-.

2.300 euros menos

La no renovación del Plan Prepara se une al resto de recortes en las prestaciones y subsidios a los parados que se aprobaron el viernes pasado en el Consejo de Ministros. Entre esos recortes, publicados el sábado en el BOE, está que los nuevos parados verán recortada su prestación a partir del séptimo mes ya que solo recibirán el 50% de la base reguladora en lugar del 60% como hasta ahora. Según los cálculos del Gabinete Económico de Comisiones Obreras, este recorte puede suponer una pérdida de hasta 2.300 euros durante el periodo máximo de la prestación, que son 24 meses.

Además, se ha eliminado la bonificación del 35% en las cuotas a la Seguridad Social que cubría el Estado sin descontárselo de la prestación por desempleo.

El Consejo de Ministros pasado también aprobó la desaparición del subsidio especial para mayores de 45 años y retrasa el subsidio para mayores de 52 años a los 55 años. Asimismo, se rebaja la cotización del Estado para la pensión de este colectivo de parados y se endurecen las condiciones para acceder a la Renta Activa de Inserción, que dejarán fuera a miles de personas sin subsidio. Todos estos recortes reducen las ayudas a los parados en 13.760 millones de euros en los próximos dos años y medios, según los cálculos del Gobierno (1.900 milloens este año, 5.810 millones en el 2013 y 6.050 millones en el 2014).

A pesar de todas estas medidas, que hacen recaer casi la mitad del ajuste en los parados y los funcionarios, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, dijo ayer en la sesión de control del Congreso de los Diputado que el Gobierno está haciendo «ajustes con sensibilidad» y no «recortes brutales» en materia de protección del desempleo.