Los najerinos limpian su río

Una veintena de personas acude a la llamada de dos adolescentes para limpiar el cauce del Najerilla

P. J. PÉREZ
Los limpiadores y su "cosecha" / ALEJANDRA SÁDABA (@alsadaba) en Twitter/
Los limpiadores y su "cosecha" / ALEJANDRA SÁDABA (@alsadaba) en Twitter

Y acudieron, y limpiaron. Unos cuantos kilos de basura, una docena de bolsas llenas y escombros de todo tipo fuera del Najerilla. Ése es el resultado de una convocatoria más popular que nunca, que salió de dos adolescentes de Nájera y que esta mañana ha conseguido su objetivo: limpiar... y llamar la atención de quien se debe.

Y es que una veintena de personas (como se ve en la foto, publicada en Twitter por una de las participanes, Alejandra Sádaba) se han pasado la mañana del martes metidos en el cauce del Najerilla intentando mejorar la asquerosidad en la que se había convrtido el río en las últimas semanas.

Como se ve en la imagen, la 'cosecha' ha sido productiva, en forma de un buen montón de kilos de basura y escombros de todo tipo que ya no seguirán 'decorando' las riberas del Najerilla.

LA CONVOCATORIA

Todo partía de internet. Un mensaje ha estado circulando por los blogs najerinos y el boca a boca lo ha convertido ya en una auténtica llamada de atención en la ciudad.

«Muy buenas a todo el mundo- dice el texto- escribo estas líneas para informar de que el martes día 10 César Niño y yo (Andrés Sadaba) hemos decidido entrar en el río para limpiar todo lo que podamos de botellas, cristales... Si alguien se quiere apuntar que vaya el día 10 a las 12.30 a la estación de autobuses. Cada uno que lleve lo que pueda, y lo fundamental, llevar una bolsa de basura».

Se trataba de dos jóvenes de 16 y 17 años que se han rebelado contra la porquería que quedó en el río tras los 'botellones' de San Juan y San Pedro y que el Ayuntamiento no limpia.

Y no lo hace por no entrar en polémica con la oposición. Las veces que el Consistorio ha dado una orden de limpieza del cauce, el PSOE ha llamado al Seprona y ha denunciado al Ayuntamiento porque hace falta un permiso de la Confederación Hidrográfica del Ebro para cualquier cosa que no sea cortar el césped.

De esta forma, mientras los políticos dan la espalda a esa necesidad, dos chavales se organizan y esta mañana serán muchos lo que acudan a limpiar la porquería que dejaron otros en la ribera, en el Puente de Piedra en San Juan y en San Pedro y no mostraron respeto por la ciudad.

.