Fallece el padre del duque tras una larga enfermedad

R. C.VITORIA.

El padre del duque de Palma, Juan María Urdangarin, falleció ayer en Vitoria a los 79 años. Nacido en Zumárraga (Gipúzcoa), casado con la aristócrata belga Claire Liebaert, padre de siete hijos y profesional ligado toda su vida al sector químico y al financiero, fue presidente de la Caja Vital hasta entre 1996 y el 2000, Urdangarin se encontraba gravemente enfermo en los últimos meses. Precisamente, cuando la familia tuvo que pasar su peor momento con las noticias primero, y la imputación después, de su hijo Iñaki en el llamado 'caso Nóos'. Mañana se celebrará en Vitoria una misa en su recuerdo. Será en la Basílica de San Prudencio de Armentia, no muy lejos de su residencia.

El agravamiento de la enfermedad del patriarca de la familia vasca que emparentó con la Casa Real se produjo casi de forma paralela al surgimiento del escándalo que afecta todavía a su hijo, el antaño deportista modelo que ahora se enfrenta a serias imputaciones judiciales. Poco se sabe del grado de conocimiento que ha tenido estos meses el padre de las noticias que los medios han publicado sobre las actividades de Iñaki, pero es una evidencia en Vitoria que la familia ha sufrido por partida doble.

Juan María Urdangarin estuvo ligado buena parte de su vida a la industria química, en particular a la firma Fuchs, trabajo que le llevó a residir en Barcelona hasta 1980, año en que se instaló en Vitoria para ser consejero delegado de la empresa. De raíces nacionalistas, el padre del duque de Palma fue elegido por el PNV para liderar la Caja Vital a mediados de los 90, cargo que desempeñó hasta 2000 con no pocas dificultades.

La Reina y la infanta Elena viajarán hoy a la capital para dar el pésame a la familia de Juan María Urdangarin. La infanta Cristina se encuentra en Washington y es de prever que se traslade en las próximas horas a Vitoria, a donde su hijo Iñaki había llegado el miércoles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos