Multitudinaria defensa sindical de la «maltrecha» función pública

Los sindicatos exigen la convocatoria de una mesa de negociación real y no de comunicación de medidas ya adoptadas

CARMEN NEVOT CNEVOT@DIARIOLARIOJA.COMLOGROÑO.
Miles de personas salieron ayer a la calle en protesta por los recortes. ::                         JUSTO RODRÍGUEZ/
Miles de personas salieron ayer a la calle en protesta por los recortes. :: JUSTO RODRÍGUEZ

Miles de personas -unas 6.000 según los organizadores- se manifestaron ayer por el centro de Logroño en protesta por los recortes y en defensa de una «amenazada» función pública. Para Javier Granda, secretario general de UGT-Rioja, en esta comunidad la situación de los empleados públicos «se ve doblemente agravada» porque a los recortes que plantea el Gobierno de la nación «hay que sumar los que está llevando a efecto el Gobierno regional», como «la jornada laboral o la carrera profesional», aclaró.

Por tanto, entiende que con la manifestación de ayer, convocada por todas las fuerzas sindicales con representación en el sector público de La Rioja, hay que exigir que se abra una mesa de negociación real y no de comunicación de medidas adoptadas previamente por parte de los gobiernos central o regional.

Granda hizo un llamamiento a continuar con sucesivos actos de protesta porque teme que el paso siguiente a los recortes sea el despido de empleados públicos y después llegue la reducción de las prestaciones por desempleo y las pensiones.

Durante la manifestación, que partió de la Glorieta del Doctor Zubía, se pudieron leer lemas como «Mariano no llegas al verano» o «Recortes para las cortes».

Por su parte, Alberto Herrerías, vicepresidente de CSIF, destacó la imagen de unión sindical ofrecida ayer, «porque todos los sindicatos de empleados públicos estamos en la calle», dijo. Al igual que hizo Granda, insistió en la necesidad de una mesa de negociación real y que «no nos impongan lo que la Administración ya ha decidido, sino que se negocien todas las cuestiones que nos atañen».

Pero este no fue el único acto de protesta de ayer; por la mañana, cerca de ochenta representantes sindicales de CSIF, FSES, CCOO, STAR, UGT y STE se concentraron vestidos de luto ante la sede del Gobierno regional y un grupo de ellos entregó a Arturo Steven, jefe de Gabinete del presidente regional, Pedro Sanz, una carta para exigir una negociación real.