Todos los sindicatos alertan de la supresión de 'temporales' de la Sanidad

Seis agrupaciones de profesionales sanitarios firman una nota conjunta en la que se lamentan de que «la crisis nos llega hasta el cuello»

M. MAYAYOLOGROÑO.
Imagen del edificio del Hospital San Pedro. ::                         A. IGLESIAS/
Imagen del edificio del Hospital San Pedro. :: A. IGLESIAS

Enfermeras, auxiliares, médicos, celadores... En total suman 480 y trabajan en la Sanidad riojana. Su puesto laboral es temporal, se conoce como 'acúmulos de tarea', y parecen tener los días contados, según la denuncia conjunta que rubrican seis sindicatos de la comunidad.

CCOO, CSI-F, Cemsatse, STAR, UGT y USAE vuelven a disparar directo al corazón de la Sanidad riojana. «La crisis nos llega hasta el cuello», claman. No se cubren las bajas ni las vacantes, se amortizan plazas del personal jubilado y se prohiben contrataciones temporales. «¿Es esto compatible con una asistencia de calidad?, ¿seguirá el Gobierno de La Rioja haciendo más recortes?», se preguntan al unísono.

Sus quejas se unen a las voces de otros colectivos que en los últimos días han puesto en cuarentena el servicio sanitario por su precariedad. Esta misma semana, sin embargo, el consejero del ramo, José Ignacio Nieto, volvía a insistir en que las prestaciones actuales están garantizadas.

Fuentes del SATSE explicaron ayer a este periódico la situación de 480 personas -desde enfermeras a médicos y celadores- con contratos temporales en el Seris. Ahora penden de un hilo porque su puesto de trabajo lleva la coletilla de 'por encima de plantilla contratada' y los sindicatos temen que tarde o temprano terminarán en la calle.

La plantilla del Seris suma 3.549 personas; incluye, entre otros, puestos fijos e interinos y todos figuran en los Presupuestos de la Comunidad. Fuera de esta relación se encuentran estos 480 puestos, que no están recogidos en los Presupuestos, explican desde el SATSE. El acuerdo del Consejo de Gobierno publicado en el BOR el 13 de enero prohibe nuevos contratos por obra y servicio y acumulación de tareas, así como la renovación de los existentes si no son estrictamente necesarios. De esta forma, los sindicatos entienden que «la tendencia es a reducir. Unos ya han desaparecido -indican- y otros lo harán».

«Claro que no disminuye la plantilla de fijos, como dice el consejero, pero sí los temporales», aclaran. Y la lista podría engordar -temen las centrales- con más interinos (esta vez procedentes de la propia plantilla) debido a «la reorganización de los cupos médicos prevista en los pueblos».

Al margen de esta situación concreta, los seis sindicatos critican la demora en dar cita a los usuarios en los centros de salud, que atribuyen a la demanda creciente pero también a la insuficiencia de recursos humanos. Ello lleva -dicen- a que el ciudadano vaya a Urgencias y colapse el servicio. En el caso de requerir ingreso, añaden, «hay una tardanza absurda», y aluden a la falta de camas que no entienden «cuando hay una unidad con 20 camas cerrada».