Lo 'trendy' no está reñido con lo justo

La riojana Ananda Pascual presenta en Madrid, en un 'pop up store', su tienda online de moda con un valor añadido: el social

ESTÍBALIZ ESPINOSALOGROÑO.
Ananda en una visita a un taller de la India. // L.R.::/
Ananda en una visita a un taller de la India. // L.R.::

Entro en la web 'anandapascual.com' y se me abre un atractivo escaparate de prendas urbanas y deportivas; sudaderas amplias, vestidos acolchados, leggings de inspiración motera, faldas elásticas, delicados cuellos y gorros de alpaca,... Una pasarela virtual marcada por los colores vibrantes -además del negro-, líneas depuradas y la comodidad.

Así es la colección con la que la riojana Ananda Pascual acaba de estrenar su largamente soñado proyecto, una tienda online donde la moda y el comercio justo se dan la mano; donde las prendas diseñadas por ella han sido producidas en India, Perú y Camboya por mujeres en riesgo de exclusión social.

Esta joven de 33 años estrenó su aventura empresarial en diciembre pasado junto con dos socios, Omar García (también riojano, de Lardero) y Guillermo Gutiérrez. Sin embargo, a partir de hoy y hasta el domingo, 12 de febrero, presenta su proyecto en Madrid, en el pop up store (tienda efímera) acondicionado en el número 14 de la calle Hernán Cortes. «Cuatro días para conocernos de cerca» -anuncian-, para tocar, probarse y adquirir sus diseños.

Así se ha materializado un proyecto que precisó de dos largos años de preparativos. Y es que la singularidad de su empresa ha requerido, en su arranque, más tiempo del habitual; adelantar un dinero con el que no cuentan sus pequeños productores; distintos viajes de punta a punta del planeta, y arriesgar con un nuevo concepto de comercio justo, tradicionalmente ligado a lo étnico.

La experiencia de Ananda Pascual durante sus años de estudiante como voluntaria de la ong 'Diseño para el desarrollo' facilitó bastante las cosas. Como el contacto con el taller de los suburbios de Mumbai (India) donde 70 mujeres elaboran sus prendas de algodón. En Perú, bajo las extremas condiciones del altiplano, son 40 las mujeres que producen la línea de alpaca baby, mientras que una decena de camboyanas, todas prostitutas o exprostitutas, trabajan las prendas de nylon reciclado a partir de botellas de plástico y redes de pescadores. Gracias a su colaboración con Ananda Pascual, a través de distintas ong, estas mujeres no sólo reciben un sueldo, sino que obtienen beneficios como pluses por producción, apoyo psicológico, formación, educación, sanidad, becas para sus hijos,... «Dándoles oportunidades es como se genera el cambio», apunta la diseñadora.

21 modelos para empezar

La primera colección de Ananda incluye 21 modelos diferentes (que con sus variantes de color suman unas 60 referencias) para mujer y unisex, aunque «queremos seguir trabajando con el hombre y estamos valorando hacerlo con niños, porque nos lo está pidiendo la gente», nos comenta desde Madrid.

Su incipiente clientela tiene entre 25 y 45 años, maneja Internet y está acostumbrada a la venta online. Una venta que «hasta ahora va bien, pero podría ir mejor», reconoce la diseñadora, empeñada en salir al mercado internacional «porque el diseño unido a lo social está muy valorado en lugares como Gran Bretaña, Alemania, Holanda y los países nórdicos».

Comercializan las prendas con su propio nombre, 'Ananda Pascual', al que añaden la leyenda 'Since Today' en referencia a ese valor añadido que muchas casa de moda dan a su historia y que ellos trasladan al momento actual. «'A partir de hoy', 'Desde hoy',... empezamos con un nuevo concepto», explica esta joven empresaria.

Aunque su comercialización es vía online, están abiertos a colocar sus prendas en cualquier tienda presencial. Ya lo hacen en 'Wildsoho', en el madrileño barrio de Malasaña. Y para Ananda sería estupendo que alguna tienda riojana se sumara a la idea.

Fotos

Vídeos