La imaginación subversiva

Pepitas edita un libro sobre el cineasta de culto Jan Svankmajer'Para ver, cierra los ojos' fue presentado ayer por el propio artista en la Filmoteca Española tras la proyección de su última película

J. SAINZLOGROÑO.
Presentación en la Filmoteca Española. ::
                         NEWS FOTOPRESS/
Presentación en la Filmoteca Española. :: NEWS FOTOPRESS

«O se trata de creación auténtica o de gusto del público. No pueden ir las dos cosas juntas. Se tiene que elegir». El artista y cineasta checo Jan Svankmajer (Praga, 1938) siempre tuvo clara cuál sería su opción y hacia el final de su carrera sigue siendo un gran desconocido para el gran público y un autor de culto para una minoría. La editorial riojana Pepitas de Calabaza viene a reparar este desequilibrio con la publicación del libro 'Para ver, cierra los ojos', que fue presentado ayer en Madrid, en la Filmoteca Española, coincidiendo con la proyección de su última película 'Sobreviviendo a la vida (teoría y práctica)'.

«Svankmajer es uno de los grandes maestros del cine de animación -afirma el editor logroñés Julián Lacalle-, pero en España no había nada publicado sobre él. Se trata de un realizador de culto muy influyente en la estética de creadores de la talla de los Quay Brothers, Tim Burton o Terry Gilliam. Y es ante todo un constructor de poderosas imágenes al servicio de la imaginación subversiva».

Artista gráfico, escultor, diseñador y poeta, participante en el Movimiento Surrealista de Praga desde 1970 hasta la actualidad, Jan Svankmajer es conocido principalmente por su obra cinematográfica: más de veinticinco cortometrajes (entre los que destacan 'Dimensiones del diálogo', 'La caída de la Casa Usher', 'Jabberwocky' o 'Comida') y cinco largometrajes ('Alicia', 'La lección Fausto', 'Los conspiradores del placer', 'Otesánek', 'Sílení' y la mencionada 'Sobreviviendo a la vida', quizás el punto final a su filmografía).

En su imaginario se aprecian claras influencias de pintores como Arcimboldo y escritores como Poe, pero él cultiva en sus películas sus propios procedimientos creativos, «que van desde el uso de marionetas al collage, del objeto al dibujo mediúmnico», según explica Lacalle: «Los aplica a su particular exploración sobre el tactilismo y los integra todos ellos en su obra cinematográfica, la cual constituye uno de los hallazgos más deslumbrantes y perturbadores de la segunda mitad del siglo XX».

'Para ver, cierra los ojos', edición preparada por Eugenio Castro y el propio Lacalle a lo largo de cuatro años, presenta por primera vez en castellano, en un solo volumen, una selección de escritos de Svankmajer, «los cuales suponen un acercamiento a los motivos, impulsos, circunstancias y obsesiones de tan singular creador». Además, los textos vienen acompañados de un centenar de imágenes de su trabajo, de una extensa entrevista realizada por Peter Hames y de una pormenorizada introducción de Jesús Palacios, que anima al espectador a tomar partido y convertirse en «conspirador del placer» creador.

«Traspasadas las puertas de un nuevo siglo que se anuncia estupefaciente, sedante y peligrosamente homogeneizador -escribe el prologuista-, el cine de Svankmajer ofrece una lección única, una iluminación con que alumbrar los oscuros milenios venideros: la necesidad de que el espectador despierte y asuma su propio trabajo, su propia entidad creadora, manipulando selectiva y ritualmente los elementos de la creación cinematográ- fica (y por extensión artística) que se le ofrecen, para articular así su propio dominio de los materiales con que el cine y los medios tantas veces pretenden dominarle».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos