Carla Bruni esconde el tipo bajo un poncho

La primera dama reaparece junto a su marido en el Elíseo dos meses después de dar a luz, sin apenas maquillaje y visiblemente cansada

ESTER REQUENA
Carla Bruni estuvo entregando regalos sin perder la sonrisa. ::                         EFE/
Carla Bruni estuvo entregando regalos sin perder la sonrisa. :: EFE

Quien esperase una vuelta glamourosa a las labores de primera dama de Carla Bruni se ha debido quedar en estado de shock. La exmodelo ha reaparecido dos mes después de dar a luz a la pequeña Giulia... pero su vuelta ha sido de todo menos espectacular. Con un poncho beige ancho, sin apenas maquillaje y visiblemente cansada, aunque sin parar de sonreír, la mujer de Sarzoky lo acompañó en un acto oficial en el Elíseo con motivo de la fiesta de Navidad, en la que tradicionalmente entregan regalos a los hijos de los empleados del palacio y a varias asociaciones benéficas.

El poncho escondía por completo su figura. Eso sí, su elección daba a entender que sus maternales curvas siguen ahí bien asentaditas, aunque seguro que no será por falta de dieta y cuidados. Quizás deba pedir consejo a excompañeras como Gisele Bundchen o Miranda Kerr. O incluso a Penélope Cruz, que se embutió en un ceñidísimo vestido solo un mes después de dar a luz para asistir a los Oscar.

Carla Bruni está más obsesionada con que no le falte de nada a la pequeña 'sazkozina'. No soltó el teléfono móvil durante todo el acto, pendiente de que le pudiera pasar algo a la niña. Se pasa el día con Giulia, de la que no se ha hecho pública ninguna foto... ni se espera conociendo a los padres. Así, cuando madre e hija salen a pasear por París, la pequeña va tan camuflada que es imposible saber si se parece a papá o a mamá.