Logroño importa el 'Black Friday'

250 comercios de la capital rebajaron ayer sus precios el 20% desde las 10 a las 22 horasLa tradición americana llega por primera vez a España de la mano del Ayuntamiento y de la Cámara de Comercio para animar la previa de las compras navideñas

J. C.LOGROÑO.
La alcaldesa fue de las primeras clientas // JONATHAN HERREROS/
La alcaldesa fue de las primeras clientas // JONATHAN HERREROS

Si toda rebaja es poca a la hora de atraer a potenciales clientes, ayer logroñeses y turistas tuvieron una buena oportunidad para dejarse caer por alguno de los 250 establecimientos comerciales que se adhirieron al denominado 'viernes negro' con la excusa de descuentos del 20% entre las 10 y las 22 horas.

El Ayuntamiento de Logroño, en colaboración con la Cámara de Comercio e Industria de La Rioja, importaba por primera vez en España el 'Black Friday' americano, esa tradición por la que al día siguiente a Acción de Gracias (último jueves de noviembre) las tiendas ofrecen descuentos a sus clientes, lo que genera importantes flujos de compradores a sus comercios llegando incluso a colapsar ciudades.

No fue el caso de Logroño, que si bien no se colapsó si que vio cómo las expectativas comerciales se disparaban de cara a la previa de las compras navideñas. «El beneficio es tanto para los establecimientos como para los clientes...», explicaba Estrella, de 'Locaderremate', quien apelaba a «interesantes descuentos» en las compras por adelantarse a la Navidad.

«Los más habituales han llamado durante esta semana interesándose por el 'viernes negro', pues si con tranquilidad puedes comenzar a preparar los regalos navideños ahorrándote 10 ó 20 euros en cada uno creo que es de agradecer», añadían tanto Elisa, de 'Ramón Óptica', como Sara, de 'Sol y Sol'.

La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, y el presidente de la Cámara de Comercio de La Rioja, José María Ruiz-Alejos, fueron los encargados de dar el pistoletazo de salida, incluso contando con la presencia de medios nacionales ante lo novedoso de la convocatoria, y ambos aludieron a una de las teorías del 'viernes negro': esa que hace referencia a que las cuentas de los establecimientos participantes pasan de rojas a negras al incrementar ventas.

«Cualquier pequeño establecimiento ofrece una calidad que es reconocida más allá de nuestro municipio», concluyó Gamarra, quien confió en que el 'Black Friday' también sirva de elemento dinamizador para el sector turístico.