Rafael vuelve a casa

La película 'Los muertos no se tocan, nene', basada en la novela de Azcona, se presenta hoy en Logroño

J.S.LOGROÑO.
Silvia Marsó, Carlos Iglesias, un representante de Gona Producciones, Mariola Fuentes, el joven Airas Bispo, Carlos Álvarez Novoa, María Galiana, el director José Luis García Sánchez, Tina Sainz, Pepe Quero y el riojano Pedro Mari Azofra, en el Festival de Sevilla el pasado día 4, durante el estreno de la película. ::                         EFE/
Silvia Marsó, Carlos Iglesias, un representante de Gona Producciones, Mariola Fuentes, el joven Airas Bispo, Carlos Álvarez Novoa, María Galiana, el director José Luis García Sánchez, Tina Sainz, Pepe Quero y el riojano Pedro Mari Azofra, en el Festival de Sevilla el pasado día 4, durante el estreno de la película. :: EFE

Lo que diría de esta velada el siempre esquivo a los focos Rafael Azcona nadie lo puede saber. Pero hoy es noche de gala en Logroño con el estreno local de 'Los muertos no se tocan, nene', la película que ha realizado José Luis García Sánchez basada en la novela homónima del recordado escritor y guionista riojano. Los Cines Moderno acogen la presentación, a la que la productora Gona ha confirmado la asistencia del director, las actrices Silvia Marsó, Mariola Fuentes y Tina Sainz y el actor Carlos Iglesias.

El filme, que el pasado día 4 abrió el Festival de Cine Europeo de Sevilla y que hasta la fecha solo se ha proyectado en salas andaluzas, será presentado próximamente en Asturias, Madrid y Barcelona. Pero antes recala en Logroño en atención a la ciudad natal de Azcona, donde se rodaron los exteriores en marzo. «Animo al público -ha declarado García Sánchez a este diario- a verla como una película para Logroño, una película familiar en la que poder reírnos de nosotros mismos, como solía hacer Rafael».

De hecho, 'Los muertos...' narra una historia familiar y social del Logroño de los años cincuenta a través de la mirada de un adolescente que no es otro que el propio Rafael Azcona. La novela que escribió en su juventud aquel hijo de sastre con sueños de poeta recién llegado a Madrid no pudo ser su primera película junto al cineasta italiano Marco Ferreri a causa de la censura.

Tres años después de su muerte, sus amigos han recuperado el proyecto y numerosos actores y actrices se han sumado a este homenaje fílmico al que fue durante años el mejor guionista del cine español. También sus amigos y admiradores riojanos han tomado parte en la aventura con colaboraciones imprescindibles como la del dramaturgo Bernardo Sánchez.

García Sánchez agradece el modo en que Logroño se volcó durante aquella semana de rodaje, la ayuda logística de Demetrio Navaridas en su casa de Calvo Sotelo, los de varios aficionados destacando a Pedro Mari Azofra, «que se ha revelado como un galán maduro extraordinario», según el director, y la figuración de numerosos ciudadanos en varias escenas, como la del Café Moderno con su camarero Mariano Moracia.

Muchos de ellos acudirán esta noche a la gala para ver el resultado y contribuir a que Rafael, esté donde esté, se sienta como en casa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos